DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento suspende el contrato de catering de la escuela infantil de Candás

El acuerdo fue rescindido en diciembre por "reiteradas irregularidades", como menús escasos, purés poco triturados y pescados con espinas

El Ayuntamiento de Carreño rescindió en diciembre el contrato de catering de la escuela infantil "La Marinera" de Candás por "reiteradas irregularidades en el servicio". Según la resolución de la Alcaldía, la empresa encargada de elaborar los menús para el centro carreñense ofrecía platos "escasos de guarnición, purés poco triturados y pescados con espinas", como corroboraban los informes y documentos fotográficos aportados en octubre y noviembre por la directora de la escuela. En base a ello, el gobierno municipal decidió suspender el contrato adjudicado para el presente curso a la firma El catering de Cocibar S. L., con sede en Gijón, y firmado el 29 de agosto de 2014 por un importe total de 46.646,23 euros.

En dicha resolución, con fecha 3 de diciembre, el Ayuntamiento daba a la empresa afectada un plazo de diez días para presentar alegaciones en defensa de sus intereses. Sin embargo, sus responsables no presentaron ninguna reclamación y aprobaron la anulación del convenio "para evitar conflictos". "Estamos en otros concejos y no tenemos problemas. Yo creo que hacemos la comida como se debe hacer y ajustándonos a las distintas edades. Puede suceder que un día un pescado tenga una espina, pero son casos puntuales", explica el representante de la firma, Ramón Fernández, que cree que se trata más de una cuestión de gustos que de falta de calidad. De hecho, dice, su empresa sirvió en la escuela durante varios años, coincidiendo con su inauguración en 2003.

No obstante, los informes realizados por la dirección de la escuela "La marinera" de Candás afirman lo contrario. Apuntan, según la resolución de la Alcaldía, que la empresa incumplía varios puntos de los pliegos de prescripciones técnicas y de condiciones administrativas particulares que regulan la ejecución del contrato de servicio de catering en escuelas infantiles. En concreto, esos pliegos señalan que los pescados se deben servir "limpios, exentos de espinas, piel, escamas y vísceras". También indican que el puré debe venir "completamente triturado y con una textura homogénea".

"El gobierno local se preocupa por que los servicios públicos estén garantizados y estamos muy pendientes de que se ofrezcan con calidad", señala Alberto López, edil de Educación. "A tal fin visitamos periódicamente los servicios y en una de esos encuentros de trabajo, a través del equipo docente y directivo, tuve cocimiento de unas incidencias en la prestación del catering. En consecuencia, de inmediato, tomamos cartas en el asunto y se suspendió como medida cautelar la prestación del servicio con esa empresa. Buscamos a otra firma capacitada para prestarlo con los estándares de calidad que exigimos. Y desde finales del año pasado hay una nueva entidad encargada de la comida sin que se hayan registrado más incidencias", agregó el concejal.

Nueva empresa

Tras la rescisión del contrato, el Ayuntamiento de Carreño acreditó la necesidad de contratar un nuevo servicio de catering que entrase en funcionamiento el 15 de diciembre y se mantuviese hasta 31 de julio por un presupuesto de 13.478,85 euros. Un informe de Intervención del 4 de diciembre acreditó la existencia de crédito suficiente para financiar el gasto y se procedió a elegir la oferta más ventajosa de entre las tres que se presentaron. En esta ocasión fue Limpieza Mieres S. L., que ya ha comenzado a trabajar para la escuela candasina por un importe de 13.461,80 euros.

Compartir el artículo

stats