Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los abonados de Navidad tienen la negra

Las administraciones de lotería de Siero, Llanera y Noreña nunca han dado un premio gordo con los números que juegan habitualmente

El 15.107, uno de los números abonados que se juegan en la administración n.º 1 de la Pola.

El 15.107, uno de los números abonados que se juegan en la administración n.º 1 de la Pola. PAULA FERNÁNDEZ

Falta poco más de un mes para que los niños de San Ildefonso repartan suerte por las cuatro esquinas de España. Todos los números tienen las mismas posibilidades de resultar agraciados con el premio gordo de la lotería de Navidad. Sin embargo, hasta la fecha, los abonados de las administraciones

La administración de Noreña juega desde 2001 -hace 18 años- al 60.576, tanto el 22 de diciembre como en el resto de sorteos de la Lotería Nacional. Fue el primer número completo que recaló en la administración, no se trató de un pedido especial por una fecha de nacimiento ni nada similar. Actualmente, está agotado. En su caso, solo fue agraciado con una pedrea el primer año que se jugó en Noreña y con algún reintegro, pero nada más. La misma "negra" tienen los abonados de la administración de Llanera, ubicada en Posada. En este caso, juegan varios números: 20.650, 04.013 y 09.057. El que acaba en 13 ya está agotado por eso de las supersticiones. El que más años lleva jugándose para Navidad en Llanera es el 09.057, pero ninguno de los tres ha dado alegrías económicas de importancia. Esta administracion dio un quinto premio en el sorteo del 22 de diciembre de 2011, pero no se trataba de ninguno estos números. "Llevo casi 40 años en la administración y vi de todo. Ya he visto tocar. Han pasado por mis manos todo tipo de premios. El 22 de diciembre se dice que es el día de la salud, pero la lotería toca", comenta Cristina Goizueta Amado, propietaria de la administración.

En Siero ocurre más de lo mismo e incluso hasta llegan a pensar en situaciones anómalas. Es el caso de la administración ubicada en el Centro Comercial Azabache, en La Fresneda. Allí juegan al 48.171 desde hace 20 años entre los empleados del centro comercial. "Nos dicen que somos gafes. Una vez cayeron las bolas al suelo en el sorteo de Navidad y creen que la del 48.171 quedó perdida en una grieta del suelo donde luego pusieron moqueta para que las bolas no rodasen", comenta entre risas Sara Martínez, empleada de la administración. En el otro centro comercial, Intu Asturias, tampoco son afortunados con los números abonados. Juegan al 52.081, 14.698, 14.704, 15.944 y 43.432. Isabel Suárez Copete, trabajadora de la administración, desvela que "alguna pedrea tocó, sobre todo del 43.432, pero nunca un premio gordo".

Lugones lo apuesta todo al 58.747, que el año pasado fue agraciado con una pedrea. En la administración nº 1 de la Pola juegan varios números: 00.118, 02.092, 09.329, 15.107 y 22.922. Algunos se despachan desde hace más de 100 años, cuando ese menester era obra de La Guaxa. Esther Rozada, gerente de la administración, comenta que "del 22.922 sí que salió un premio gordo de sábado, pero no en Navidad. Quitando alguna pedrea, no tocó nada de ninguno en los 25 años que llevo aquí". Eso sí, la suerte es caprichosa. Nadie sabe si el próximo 22 de diciembre la Comarca del Nora brindará por la suerte de alguno de sus abonados. Así funciona la magia de la Navidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats