Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las abejas regresan a Villaviciosa tras años atacadas por la velutina

"Ver llegar un enjambre nuevo a nuestras colmenas y que vuelvan a repoblar es casi un milagro", celebra la familia Castiello

Manuel Castiello, junto a sus colmenas; abajo, el nuevo enjambre.

Manuel Castiello, junto a sus colmenas; abajo, el nuevo enjambre. V. A.

Con la llegada de la primavera y el calor los enjambres de abejas salen a buscar nuevo hogar. "Es un fenómeno normal: en primavera o verano al reproducirse las abejas en las colmenas, éstas se quedan sin espacio y con el calor salen en buscar donde instalarse. Ahora nos ha llegado un enjambre a una colmena. Pero hace años que no nos llegaba ninguno debido a la invasión de las avispas asiáticas", explica Manuel Castiello, de 79 años, que tiene colmenas en Grases de Abajo y Sariego Muerto, en Villaviciosa

Castiello es un gran aficionado a la apicultura y el mundo de las abejas . Tiene amplios conocimientos porque tiene colmenas desde hace más de 40 años. "Siempre teníamos 13 ó 14, ahora nos quedan 4 y si se logra este enjambre ya serán cinco. Éste es el primero que nos llega este año, da gusto verlas, parece que ya se asentaron en la colmena porque están trabajando y se les ve entrar en ella cargadas de polen de las flores en las patas", describe contento Manuel Castiello.

Su hija Begoña añade que desde la llegada de la plaga de la vespa velutina sus colmenas y abejas se diezmaron de una forma preocupante: "Era un dolor ver cómo las avispas asiáticas atacaban y mataban a nuestras abejas. Ahora parece que ya se les está combatiendo mejor, y de momento se ven menos. Ver llegar un enjambre nuevo a nuestras colmenas y que nuestras abejas vuelvan a repoblar es casi un milagro, ya casi no me acordaba".

Esta familia siempre ha estado ligada al mundo de la apicultura. "Toda la vida tuvimos miel en casa ahora ya no tenemos porque las pocas colmenas que tenemos producen muy poco. La llegada de nuevas abejas es una gran noticia", concluyen contentos los Castiello.

Compartir el artículo

stats