Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Velocidad en las obras de Amazon, que instala ya las casetas para iniciar la edificación de la nave

La construcción del almacén logístico comenzará “en pocas semanas” | Arranca el movimiento de tierras para el aparcamiento de camiones

Una de las zonas en las que se están instalando las casetas de obra para los operarios que trabajarán en la construcción de la gran nave de la multinacional. | Luisma Murias

Una de las zonas en las que se están instalando las casetas de obra para los operarios que trabajarán en la construcción de la gran nave de la multinacional. | Luisma Murias

La empresa que se encargará de la construcción de la gran nave de Amazon en el polígono sierense de Bobes ya ha comenzado la instalación de las casetas de obra para acoger a los operarios que levantarán el enorme inmueble, al menos cuatrocientos según las primeras estimaciones, procedentes de fuentes conocedoras de la operación. La colocación de estas infraestructuras de servicio para los trabajadores no es el único avance que ayer se percibía en la zona. También ha dado comienzo el movimiento de tierras para el desarrollo del aparcamiento anexo a la parcela principal, que tendrá una superficie de 18.400 metros cuadrados.

Todo ello es el preludio del inicio de la construcción de la gran nave, previsto ya en el plazo de “pocas semanas”, según fuentes próximas al proyecto. Inicialmente, está previsto que las obras del enorme almacén logístico se inicien a finales de mayo o primeros de junio, pero dado el buen ritmo de los trabajos previos no se descarta que estas puedan comenzar con unas semanas de antelación sobre lo planificado.

Los trabajos para el desarrollo del proyecto de Amazon en Siero llevan un ritmo más que vertiginoso. Hace solo unos días, apenas podían verse sobre una de las áreas de la parcela los basamentos de cemento para la ubicación de las casetas de obra. Menos de una semana después hay más de una veintena de ellas ya instaladas en la zona y habrá muchas más en pocos días, teniendo en cuenta el elevado número de operarios que deberán usarlas cuando se inicie la edificación de la gran nave.

El movimiento de tierras en la parcela del aparcamiento.

La multinacional de la logística ha adquirido la totalidad de la superficie de la segunda fase del polígono de Bobes para instalar el que será uno de sus grandes centros en Europa y que dará servicio al Noroeste de España y a Portugal. Ocupará una extensión bruta de 243.560 metros cuadrados, si bien la gran nave se levantará sobre una parcela neta de 171.663 metros, correspondiendo el resto a zonas verdes, espacios libres o viales.

No obstante, el almacén logístico se construirá con 4 alturas (tres más planta baja) y tendrá así una superficie de 191.135,42 metros cuadrados, incluso mayor que la parcela sobre la que se ubica.

Además de toda la segunda fase del polígono, la multinacional americana ha adquirido cuatro parcelas en la primera fase, anexas a la de la nave, para la construcción de un gran aparcamiento de camiones, cuyo movimiento de tierras se ha iniciado esta semana con los primeros trabajos sobre el terreno. Se trata de adecuar el área, creando una superficie plana sobre la que posteriormente se iniciarán las obras de hormigonado y desarrollo del estacionamiento.

Estas labores previas, como en el caso de la parcela para la gran nave, se rematarán en las próximas semanas, según la planificación prevista.

Un operario, trabajando en la instalación de casetas.

Amazon realizará una inversión de más de 100 millones de euros en Bobes y creará unos mil empleos en su primera fase de actividad, que podrán llegar a los dos mil en momentos de mayor desarrollo.

De la magnitud del proyecto no solo da fe la cifra global sobre el coste del desarrollo de la iniciativa, sino también el elevado número de puestos de trabajo que serán necesarios para acometer las obras en el polígono sierense. Actualmente seis contratas trabajan a tres turnos en la zona para preparar la parcela y, una vez se inicien los trabajos de construcción del gran almacén logístico, habrá un mínimo de cuatrocientos operarios en el área.

La iniciativa deja también un buen pico en las arcas municipales sierenses. Solo en tasas e impuestos por licencias y permisos de obra y actividad, el Ayuntamiento ingresará más de dos millones de euros, de los que ya cobrado la mayor parte, según confirmó hace solo unos días el alcalde, Ángel García, que ofreció todos los datos económicos relativos a la operación.

Sogesproa ya ha iniciado el plan de derribos de inmuebles

La sociedad Sogesproa, encargada del movimiento de tierras y preparación de la parcela previos al inicio de la construcción de la gran nave deAmazon, ya ha procedido al derribo de uno de los inmuebles que era necesario demoler en la zona en la que se instalará la multinacional americana. En concreto, de un chalet deshabitado que ya fue echado abajo ek pasado uno de abril. Resta ahora demoler el edificio de la empresa de lejías que existía en la zona y que se trasladará a la primera fase del polígono tras alcanzar un acuerdo para ello. Este inmueble ya está vacío y, según fuentes conocedoras de la operación, se procederá a su derribo en breve, “en cualquier momento desde esta semana”.

Compartir el artículo

stats