Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales de Mieres y Langreo están operativos al 100% en alerta por el virus

Los dos centros mantienen abiertas en verano todas las plantas, aunque con baja ocupación, por si son necesarias por rebrotes de coronavirus

Personal sanitario en el Hospital de Mieres durante el periodo de confinamiento. JUAN PLAZA

La situación sanitaria derivada de la pandemia mundial originada por el coronavirus es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos. Y los constantes rebrotes que están surgiendo a diario en diferentes puntos de la geografía nacional tiene a las autoridades sanitarias alerta. En las Cuencas no iba a ser menos. Por primera vez desde su entrada en funcionamiento, hace algo más de un lustro, el Hospital Vital Álvarez-Buylla de Mieres tendrá en verano todas sus plantas abiertas. En el caso del Hospital Valle del Nalón, la situación es similar, salvo una unidad por obras de mantenimiento, el resto del centro sanitario está operativo.

Los responsables del área VII, que engloba a la comarca del Caudal, señalaron que "ahora mismo la ocupación del hospital es poca, pero debemos tenerlo todo preparado porque la situación que puede generar un rebrote del covid-19 nos obliga a estar con todas las alarmas encendidas". Como ejemplo, explican que un solo positivo en las pruebas de detección del coronavirus conllevaría una gran movilización sanitaria de rastreo y tratamiento de los contactos que haya podido tener ese positivo. El director de Atención Sanitaria, el doctor Ramón Rodríguez, explicó que para prevenir las infecciones por este virus, lo esencial es seguir las pautas y recomendaciones de las autoridades: "Mascarilla, una buena higiene de manos y la distancia social son claves para poder mantenernos a salvo".

Este verano no habrá obras en el Álvarez-Buylla. Desde que se inaugurase, los estíos se usaban tradicionalmente en Mieres para realizar mejoras en alguna de las plantas del hospital. Una de ellas, de hecho, permanece cerrada todo el año, salvo en picos muy puntuales, mientras que durante los veranos anteriores, se cerraba otra para rehabilitarla.

En el caso del Valle del Nalón, la gerencia sanitaria explicó que todo el hospital está abierto a excepción de una unidad, que corresponde a un pasillo de una planta, afectada por obras de reforma que eran necesarias. El resto del centro permanece abierto y atento a un hipotético rebrote que obligue a llevar a cabo un dispositivo especial.

Compartir el artículo

stats