Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cadasa, a expensas de Hidrográfica para invertir 38 millones en la mejora del abastecimiento del centro de Asturias

El Consorcio de Aguas aguarda a que la Confederación fije las condiciones para planificar la ampliación de la depuradora de Rioseco

La Estación de Tratamiento de Agua de Rioseco, a la izquierda, con el pantano a la derecha. | L. M. D.

La planificación de la obra proyectada por el Consorcio de Aguas de Asturias (Cadasa) para ampliar la capacidad de abastecimiento a la zona central de Asturias está pendiente de disponer de la concesión y de que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico fije las “condiciones”. Hasta entonces, indicó el organismo público autonómico, “no se pueden definir plazos ni importes” para las diferentes obras incluidas en el plan, que precisa una inversión de 38,4 millones de euros.

La actuación prioritaria de las proyectadas, sostienen las mismas fuentes, es la ampliación de la Estación de Tratamiento de Aguas de Rioseco, que es también la obra que requerirá mayor inversión, con 14,5 millones de euros. El proyecto presentado para modificar las características del aprovechamiento de aguas del río Nalón persigue disponer de un mayor volumen de agua de los embalses de Tanes y Rioseco para el suministro de la zona central ya ha sido sometido a exposición pública. El organismo impulsor de la iniciativa contestó a las alegaciones y ahora aguarda por la respuesta de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies trasladó el pasado verano su rechazo al proyecto por los problemas de escaso caudal del río Nalón que se dan en las épocas de poca pluviosidad. El Consorcio de Aguas planea, tras recuperar el caudal que surtía a la piscifactoría del Alba, construir una nueva Estación de Tratamiento de Aguas (ETAP) en Rioseco, además de ampliar y mejorar las instalaciones existentes. Entre las actuaciones previstas figuran trabajos en los terrenos de la actual piscifactoría, consistentes en demoliciones además de la preparación del terreno. El Consorcio de Aguas planea construir allí un nuevo depósito de agua, con 20.000 metros cúbicos de capacidad, y un laboratorio central.

El organismo público adquirió los terrenos y la concesión administrativa de la piscifactoría, que tenía otorgada una concesión de 1.000 litros por segundo. La estación de tratamiento de agua podrá suministrar hasta 4.500 litros por segundo, frente a los 3.500 actuales. De los 38,4 millones de euros que costará el proyecto, alrededor de seis se destinarían a la adecuación tecnológica de las instalaciones actuales.

La actual planta de tratamiento de agua, que tiene una capacidad de 3.200 litros por segundo, fue construida por la Confederación Hidrográfica en 1982. Esta instalación lleva prestando servicio de forma ininterrumpida desde entonces y precisa una reforma. El diseño de las instalaciones “imposibilita el desarrollo de operaciones de mantenimiento y conservación en varios elementos sin que se produzca una parada total de la misma”, refleja el Consorcio de Aguas. Y debido a la “elevada dependencia del sistema de abastecimiento de la zona central que presentan varios municipios” en la actualidad el tiempo máximo de parada del sistema no puede exceder las veinticuatro horas.

Esta circunstancia motivó que se proyecte construir una nueva planta potabilizadora en los terrenos de la piscifactoría, complementaria a la actual y conectada a la actual toma de la piscifactoría para tratar los 1.000 litros por segundo de la concesión. Esta instalación funcionaría mientras se ejecutan los trabajos de ampliación y mejora de la actual estación de tratamiento. La nueva planta incorporará “las tecnologías de tratamiento más avanzadas y flexibles”, destaca el proyecto que Cadasa presentó a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. Esta actuación permitirá reforzar la seguridad y garantía de suministro de agua en la zona central de la región, que llega a 750.000 habitantes, sostiene el consorcio.

Compartir el artículo

stats