Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grupo Sanjuán se afianza en las Cuencas con la compra de Autobuses de Langreo

La firma gallega ya se hizo antes con Transportes Zapico y con Llaneza, que conecta la comarca del Caudal con Oviedo y el valle de Nalón

Uno de los autobuses de la línea Villa-Laviana, a su paso por Laviana.

Uno de los autobuses de la línea Villa-Laviana, a su paso por Laviana.

Los vecinos del valle del Nalón pueden ver cómo parte de los autobuses que cubren la línea Riaño-Laviana han cambiado el azul por el verde. Se debe a la compra por parte del grupo familiar gallego Sanjuán –que opera en Asturias a través de su sociedad Hedegasa– de Autobuses de Langreo, en el marco de una operación en la que se han hecho con una parte mayoritaria de su capital. No es la primera inversión de la compañía en las comarcas mineras. También se hicieron meses atrás con el grupo mierense Llaneza –al que pertenecen las empresas de autobuses Pullmans Llaneza, Transportes Bimenes y Confort Bus Asturias– y con Transportes Zapico.

El grupo gallego no se ha hecho con la totalidad de Autobuses de Langreo, pero sí tiene una gran participación. Tal y como se muestra en el Boletín Oficial del Registro Mercantil del pasado 31 de diciembre, se procedió al nombramiento como administrador único de Ramón Sanjuán Espiñeira, que es el presidente del grupo Sanjuán. Otro de los cambios que se aprecia a simple vista es que la compañía parece estar haciendo una renovación de la flota, que ahora luce el color verde. Todos los autobuses de la compañía tienen este mismo color, lo que facilita la sustitución de los vehículos cuando haya un imprevisto utilizando otro que opere en una línea distinta pero esté disponible.

Son los cambios principales que se han producido, al menos por el momento. La compañía mantiene los horarios que tenía y tampoco ha habido movimiento de personal, ya que la empresa todavía está haciéndose a la concesión Riaño-Laviana que, además, comparte con la empresa Alcotán. La línea se ha visto afectada en los últimos años por una pérdida de viajeros que las restricciones de la pandemia han venido a acentuar.

Antes incluso de la crisis sanitaria (en febrero del pasado año), los anteriores gestores de Autobuses de Langreo llegaron a reclamar medidas correctoras al Consorcio de Transportes de Asturias, amenazando con la posibilidad de que, en caso contrario, no estaría en condiciones de garantizar que podría seguir prestando el servicio con normalidad.

Esta situación derivó finalmente en la venta de parte de su capital, algo que finalmente asumió el grupo Sanjuán. La entrada del grupo gallego en Asturias se produjo cuando tomó el control de Villa Excursiones (Autos Villa). Esta empresa avilesina, con más de 60 años de antigüedad, cubre las líneas regulares entre Avilés y Gozón, las rutas de casi una veintena de colegios y presta servicios de alquiler de autobuses con conductor.

Tras esta operación, entraron en el grupo mierense Llaneza. Esta compañía se dedicaba principalmente al servicio discrecional hasta que en 1988 adquirió Transportes Bimenes (Trabi), que cubría la línea entre Bimenes y Nava y varias rutas escolares de la zona. En 2009, el grupo Llaneza se hizo con las concesiones que cubren el transporte entre Oviedo y los concejos de Riosa, Morcín, Quirós y Teverga. Dos años después compró la línea Mieres-Langreo y en 2013 asumió la línea Oviedo-Mieres-Pola de Lena. En 2018 se hizo con Oviedo-Felechosa.

Tras el grupo Llaneza, el grupo gallego Sanjuán se hizo con Transportes Zapico, empresa que ha cubierto líneas regulares en Langreo y San Martín del Rey Aurelio y que tiene rutas escolares, oferta servicios de alquiler de autobuses y posee su propia agencia de viajes en La Felguera.

Compartir el artículo

stats