Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado devuelve el dinero de los forfaits mal cobrados tres meses después

Las reclamaciones por el colapso informático del 16 de enero llegaron a ser 700, que pidieron el abono de 1.800 pases: unos 40.000 euros

Colas en la estación de Valgrande-Pajares el pasado 16 de enero, cuando se produjo el problema informático.

Colas en la estación de Valgrande-Pajares el pasado 16 de enero, cuando se produjo el problema informático.

Casi tres meses han tenido que esperar para recuperar su dinero los esquiadores que intentaron acceder a la estación de Valgrande-Pajares el pasado 16 de enero, pero no pudieron disfrutar del complejo a pesar de haber abonado previamente el precio del forfait. El Principado procedió la semana pasada al pago de la mayoría de estas personas, ya cuando la estación estaba cerrada, y a los que se les adeudaba una media de 23 euros por forfait. Según pudo saber este periódico, se llegaron a tramitar alrededor de 700 reclamaciones por el abono de unos 1.800 forfaits, con lo que la Administración provincial debía alrededor de 40.000 euros a sus aficionados.

El problema en la estación se debió a que la plataforma de venta se vio colapsada tras recibir unas 3.000 peticiones en segundos –el aforo de la estación era de 1.200 esquiadores debido al protocolo por el coronavirus–. De nada sirvieron los avisos que desde el complejo se hicieron el día anterior para evitar que los aficionados acudieran a la estación, tanto a través de la web oficial, las redes sociales e, incluso el correo electrónico. Muchos esquiadores acabaron subiendo a Pajares y, al ver que no podían acceder a las pistas, acabaron haciendo la correspondiente reclamación.

Sin embargo, la devolución de las entradas no ha sido tan rápida, llegando incluso los afectados a movilizarse a través de internet y las redes para relatar lo que les había ocurrido. Los mismos que confirmaron, ya sí, que se les había abonado la devolución “con algunos céntimos de más”, que muchos señalaron con ironía que eran “los intereses por el retraso de casi tres meses”.

El Principado había admitido que lo ocurrido con la plataforma de venta era “un hecho puntual”, pero que al tratarse de la administración regional, no podía hacerse una devolución “automática”. Así lo afirmó la propia consejera de Cultura, Política Lingüística y Turismo, Berta Piñán, quien había sido cuestionada al respecto por el grupo parlamentario de Ciudadanos. La titular de Cultura explicó que, debido a la incidencia, se habían adoptado medidas “para aligerar los procedimientos establecidos para la devolución de ingresos indebidos, estos procedimientos establecidos legalmente en este tipo de supuestos imponen una serie de trámites que hay que cumplir, un procedimiento específico y concreto que hay que desarrollar en todas sus fases”. Un proceso que, pese a una aparente sencillez, se ha retrasado más de tres meses, haciéndose efectiva la devolución cuando ya no se podía esquiar.

Compartir el artículo

stats