Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La avispa asiática se muda al centro: en Lena aparecen en los jardines del Ayuntamiento

El área de Medio Ambiente controla al insecto, que posiblemente anide en una propiedad privada

Jardines del Ayuntamiento de Lena

Jardines del Ayuntamiento de Lena C. M. BASTEIRO

Alarma en Pola de Lena por la aparición de avispas asiáticas (vespa velutina) en el centro de la localidad. Se han localizado ejemplares de estos peligrosos insectos en los jardines del Ayuntamiento. Los responsables del gobierno local (IU), llaman a la calma: no hay nidos en la zona, se busca el lugar en el que están anidando y su presencia en los jardines es, afirman, “esporádica”.

La concejala de Gestión Ambiental y Medio Rural, Gelos López, explicó que “hemos recibido el aviso de los vecinos y el técnico de Medio Ambiente trabaja ya en esta problemática”. Un problema “circunstancial”: “Se han revisado los jardines en profundidad y no hay ningún nido en la zona. Sí que se han visto varios insectos, pero llegan desde otra parte”.

Es posible que estén anidando en un inmueble particular. Es por eso que la concejalía de Medio Rural hace un llamamiento a los vecinos: “Pedimos que extremen el cuidado y, de encontrar un nido de avispa en su casa, se pongan en contacto con el área de Medio Ambiente o con el Servicio de Emergencias de Asturias (SEPA)”. Son los bomberos de Asturias los encargados de eliminar los nidos de esta especie invasora, que lleva ya más de un lustro en las Cuencas.

El primer aviso de su llegada se registró en Aller. Ocurrió cuando un vecino de Oyanco estaba en su finca y fue atacado por un enjambre de avispas asiáticas. Tuvo que ser trasladado al hospital Álvarez Buylla de Mieres, donde pasó la noche y volvió a casa con un tratamiento. Un año después, atacaron a otro vecino de Boo, que también precisó asistencia sanitaria. En este caso, la atención fue ambulatoria y precisó de tratamiento.

Los apicultores de Aller han hecho un gran esfuerzo en la erradicación de esta especie. El año pasado, evitaron la formación de más de mil nidos (lo que suponen cerca de un millón de avispas asiáticas menos). Siguen con la campaña de “trampeo” para este año: instalan trampas caseras, realizadas con unas botellas cortadas y zumo en el interior. El dulce atrae a las reinas, que quedan atrapadas en las trampas.

El de Lena es un caso insólito. Es la primera vez que se registra la presencia de avispa asiática en el centro de un núcleo urbano de las Cuencas.

Compartir el artículo

stats