Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Corredor del Nalón vuelve a la normalidad tras 6 meses de obras en el túnel de Sotrondio

El Principado habilitó ayer el paso por el tubo, quince días antes de lo previsto, y a falta tan sólo de los últimos remates en el proyecto

El acceso al túnel de Sotrondio, ya habilitad para el tráfico de vehículos.

El acceso al túnel de Sotrondio, ya habilitad para el tráfico de vehículos.

El Corredor del Nalón recupera la normalidad tras la apertura ayer del paso de vehículos en el túnel de Sotrondio por unas obras que han durado seis meses. Y lo hace quince días antes de los previsto, ya que la fecha fijada por el Principado era el 2 de agosto. Ahora, como señalaron fuentes regionales, tan solo quedan los últimos remates a este proyecto que ha contado con una inversión superior al millón de euros.

Con la habilitación del tráfico por el túnel, también recuperan la normalidad los vecinos de Sotrondio y Blimea, en San Martín del Rey Aurelio, que desde mediados de mayo se veían obligados a convivir con todos los vehículos que normalmente circularían por el Corredor, ya que fueron desviados por el centro de estas localidades. Una medida provisional, pero que ha supuesto más de un quebradero de cabeza para garantizar la seguridad de viandantes y conductores. Además de que suponía un importante retraso en los viajes, llegando a triplicarse el tiempo con el desvío. Así, el viaje por el tramo cortado no llegaba a los tres minutos, mientras que, pasando por el interior de Sotrondio y Blimea, superaba los nueve minutos en un momento con poca circulación. De este modo, un conductor que realizase esta ruta dos veces todos los días, por ejemplo, para ir a trabajar, habría invertido una hora más de viaje a la semana.

Varios vehículos circulan por el Corredor a la altura del enlace de Blimea y Barredos. | L. M. D.

Durante el cierre del túnel se realizó el grueso de los trabajos, donde se incluyó la intervención sobre la bóveda del túnel y la pavimentación del tramo afectado. Las labores se centrarán ahora en la señalización y el balizamiento y en la mejora del drenaje. Estas actuaciones, indicaron desde el Principado, podrían llevar aparejados cortes puntuales del tráfico en alguno de los carriles pero no se precisará habilitar itinerarios alternativos.

El proyecto se inició el pasado enero, cuando las intensas lluvias obligaron a actuar de emergencia. Si bien, una vez que se analizó la situación del túnel, comprobaron que precisaría de una intervención mucho mayor.

Compartir el artículo

stats