Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La apertura del curso político: Barbón se postula para seguir al frente de la FSA en la sima “sagrada” de Funeres

El presidente regional anunció, en el homenaje a los asesinados en el pozo lavianés, su intención de presentarse a la reelección en la FSA

Barbón y Lastra, con asistentes al acto. | M. Á. G.

Barbón y Lastra, con asistentes al acto. | M. Á. G.

Tras un año de paréntesis –el pasado verano no se celebró por la crisis sanitaria– la Federación Socialista Asturiana (FSA)-PSOE y la agrupación socialista de Laviana recuperaron ayer el tradicional acto de homenaje a las víctimas del Pozo Funeres. Un sentido tributo que sirvió al líder de los socialistas asturianos y presidente del Principado, Adrián Barbón, para postularse a la reelección como secretario general de la FSA.

Lo hizo en la intervención ante los militantes que acudieron a la cita y respaldado por la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y el secretario de los socialistas lavianeses, Roberto Fernández “Petón”. “El próximo sábado se celebra el comité autonómico de la FSA en el que vamos a convocar formalmente nuestro XXXIII Congreso. Todos los secretarios generales están anunciado en ese comité que se presentan a la reelección. Yo considero que lo tengo que anunciar aquí”, aseguró Barbón, que añadió: “Mi ligazón sentimental a Funeres y a la figura de Pablo García –nuestro presidente de honor y mi maestro político, amigo y referente– es tan grande que creo que el lugar donde tenía que hacer este anuncio era este”.

El presidente regional afirmó que “lo hago con vocación de servicio y con un profundo respeto a nuestra organización, que –frente a los que hacen otros partidos, que nombran liderazgos de forma digital desde Madrid y luego no convocan congresos– es una organización democrática, que hace cuatro años eligió con su voto el rumbo del cambio que quería trazar. Y nosotros ahora tenemos que profundizar en ese rumbo y fortalecer el partido, que es lo que va a encargar el secretario general a Adriana. Porque sin fortaleza del partido no hay nada. No hay proyecto, personas, futuro, esperanza ni resultados electorales. Barbón esgrimió que “profundizar en el camino del cambio es el mejor medio para que en 2023 los ciudadanos de Asturias no vuelvan a conceder unos buenos resultados electorales”.

También expuso el líder de la FSA que los socialistas van a empezar a afrontar la próxima semana la reforma del Estatuto de Autonomía. “Cumpliendo con nuestro compromiso, el próximo jueves 16 de septiembre, vamos a llamar a los diferentes portavoces de los grupos para reunirnos con los partidos que creen en el estado autonómico, con independencia de la ideología que tengan”. En alusión a Vox, aseguró que “excluimos a aquellos que dicen que el mejor estatuto es el que no existe o que faltan al respeto a la historia y a la identidad política de Asturias cuando se niegan a asistir a la entrega de medallas a los padres del Estatuto de Autonomía. El día 16 iniciamos ese trámite que exigirá muchísimas reuniones posteriores ya en el ámbito parlamentario”.

Barbón se refirió a Funeres como “un lugar sagrado” para los socialistas asturianos, que honra a “los mártires de la libertad”. “La FSA tiene aquí una guía, un faro, que representa nuestra memoria y nuestro compromiso. Aquí yace una veintena de personas que fueron asesinados en 1948, once años después de que finalizase la guerra civil en Asturias, por defender la democracia y la libertad”. Sobre ello, esgrimió que “me preocupa el ataque que hay al concepto verdadero de la libertad. Se está intentando deteriorar la imagen de la libertad. Se quiere poner al servicio de unos pocos y la libertad es de todos y representa la capacidad de las personas para optar, para elegir”. Y añadió: “Por eso es muy importante defenderla y más en un contexto en el que hay gente empeñada en hacer ver que los derechos son imposiciones y no son eso. Los derechos significan la posibilidad de que las personas optemos para decidir sobre nuestra vida, cómo queremos vivir, con quién queremos vivir y hasta cuándo queremos vivir. Unos derechos que nacen de mayorías parlamentarias”.

Compartir el artículo

stats