Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Riaño admite esperas de 89 días para el especialista e impulsará un plan para rebajar la demora en las consultas

El hospital Valle del Nalón amplía horarios de quirófano y consultas para rebajar la lista de espera, y a estas medidas añadirá mejoras organizativas en servicios como Cardiología

Una sala de espera de consultas externas del hospital de Riaño, casi vacía, en los primeros meses de la pandemia. | Fernando Rodríguez

La gerencia del área sanitaria VIII, correspondiente al valle del Nalón, rechazó ayer que exista una falta de especialistas en el hospital de Riaño, aunque sí reconoció que la pandemia ha ocasionado un importante incremento de la lista de espera, tanto de consultas externas, que actualmente es de 89 días de media, como quirúrgica. Los responsables del área indicaron que ya se han puesto medidas en marcha para ir corrigiendo esta situación con el objetivo de volver a cumplir con el decreto de garantías que fija la demora máxima en 180 días para la operaciones y en 60 días para citas con el especialista y pruebas diagnósticas.

Pensionistas de CC OO se manifestaron el jueves frente al complejo sanitario comarcal para reclamar la bajada de las demoras. “La lista de espera” –esgrimió Bernabé Fernández, gerente del área sanitaria VIII– “ha ido incrementándose durante todo este período de pandemia. Ha habido que destinar recursos a atender una situación extraordinaria y la realidad es que la lista de espera ha aumentado”.

Sobre las medidas aplicadas, Fernández destacó que “a nivel general se ha incrementado la actividad quirúrgica en horario de tarde y también se ha aumentado la actividad en este tramo horario de las consultas externas. Al tener más demanda hemos incrementado las horas de consulta y las horas de quirófano”. Y añadió: “Después, con determinadas especialidades, lo que se está haciendo son medidas de tipo organizativo. Algunas están ya en marcha y otras en fase de estudio”.

“Por ejemplo” –prosiguió Fernández– “hay medidas que han promovido la dirección del hospital y el servicio de Cardiología para mejorar la lista de espera de este departamento, una de las más afectadas en estos momentos, como la valoración previa de la petición para priorizar la urgencia; consensuar criterios con Anestesia para la derivación de pacientes a Cardiología antes de una operación; o consultas telefónicas con Atención Primaria para aclarar dudas dos días a la semana”.

El responsable sanitario negó, eso sí, que haya una falta de profesionales. “En Cardiología hubo un déficit importante, pero ahora no es así. Puede haber algún cardiólogo que, puntualmente, te pueda pedir un permiso temporal por circunstancias, pero como en cualquier otra especialidad. No estamos con los cinco cardiólogos que quisiéramos, estamos con cuatro, pero estamos bien”.

Compartir el artículo

stats