Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muere una mujer en el segundo incendio en cinco días en su vivienda de Langreo

La Policía investiga el origen del fuego, que se produjo poco después de regresar la fallecida al piso, desalojado por el siniestro anterior

19

Muere una mujer en el segundo incendio en cinco días en su vivienda de Langreo

Una mujer de 48 años de edad falleció ayer en el incendio de su casa en la calle La Unión de Langreo. Era el segundo fuego que sufría la vivienda del edificio –que está ubicado en el número 32– en los últimos cinco días y el tercero desde finales de agosto. Ayer, como el pasado día 7 de enero, ocurrió a primera hora de la tarde y provocó la muerte de una vecina y el desalojo durante más de tres horas y media de los residentes de las 36 viviendas.

El piso en el que se declaró el incendio, ubicado en la cuarta planta, se presuponía vacío debido a los efectos del fuego de la pasada semana ya que los ocupantes habían sido realojados temporalmente en un hotel. La Policía Nacional, que se encarga de la investigación, aseguró que “no se descarta nada”. Agentes de Policía Judicial y Científica trabajarán en la zona para esclarecer los hechos.

Así quedó la vivienda de Langreo tras el incendio en el que perdió la vida una mujer M.A.G.

Cuestionada sobre si el incendio podría haber sido provocado, la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, aseguró que “hay una investigación abierta y tendrán que ser otros los que confirmen cómo fueron los hechos”, destacó. Sí aseguró que tras el incendio del pasado día 7, el Ayuntamiento realojó a la familia que residía en el piso, formado por un matrimonio de personas mayores y sus dos hijos, entre ellos la fallecida, en un hotel cercano. La madre estaba ingresada en el hospital Valle del Nalón desde hacía varios días.

Durante la intervención de los bomberos, los vecinos desalojados (un bloque de cinco alturas más bajocubierta con 36 viviendas) se arremolinaban en la calle esperando noticias. Algunos de ellos incluso tuvieron que bajar a la calle en bata y zapatillas. La gran cantidad de humo dificultó la localización de posibles ocupantes en la vivienda siniestrada, que ya se había quemado hace cinco días y que había sufrido otro fuego a finales de agosto. La familia que residía en ella se encontraba desalojada desde el pasado 7 de enero y residía temporalmente en un hotel. Pese a que la vivienda se presuponía vacía, las informaciones eran confusas ya que algunos vecinos indicaron que vieron a la hija del matrimonio ir a la casa. Algunos de ellos aseguraron incluso que iba diciendo que los iba a quemar a todos.

Finalmente, tras una intensa búsqueda entorpecida por el humo, se cumplieron los peores presagios y los bomberos y policías aparecieron por el portal del bloque de pisos portando el cuerpo de la mujer. Allí mismo, el equipo médico de una ambulancia desplazada a la zona se ocupó de tratar de reanimarla. Se fueron relevando con agentes de policía, aunque sin éxito. Al cabo de una hora aproximadamente se confirmó su fallecimiento. Una UVI-móvil que fue requerida para acudir a la zona trasladaba a otra paciente que tuvo que ser derivada a otra ambulancia que llegó posteriormente.

El jefe de la zona centro de Bomberos de Asturias, Rubén Rodríguez, aseguró que fueron los bomberos del parque de San Martín del Rey Aurelio, quienes “subieron y apagaron el fuego, una parte se quedaron en las labores de rastreo y otra en las tareas de ventilación, que fueron los que encontraron a la víctima”. El fuego afectó a la cocina y a una dependencia ubicada al lado. “La mujer se encontraba en el salón, la sacaron de allí y le hicieron maniobras de reanimación hasta que llegaron los sanitarios”, dijo.

Además de los bomberos de San Martín del Rey Aurelio también participaron los efectivos de los parques de Proaza y La Morgal. Rodríguez afirmó que en esta vivienda, que eran dos pisos comunicados por dentro, hubo otro incendio “además del pasado día 7, también hubo un incendio en la misma vivienda en agosto, entonces, una parte de la casa quedó impracticable, con dependencias quemadas y otras afectadas por el humo. Ahora los daños se han dado en la otra parte del piso comunicado”.

Los vecinos del bloque, de 36 viviendas, estuvieron tres horas desalojados

Las labores de los bomberos siguieron durante la noche controlando la temperatura del inmueble para evitar males mayores. Esto se comunicó a los vecinos para que no se preocuparan si escuchaban ruidos dentro del edificio y que supieran que eran los bomberos que seguían trabajando. Los técnicos municipales accedieron al edificio para comprobar si los vecinos podían volver a sus viviendas. La respuesta fue afirmativa sobre las siete de la tarde tras constatar, indicaron, que la estructura del edificio no estaba afectada. Los vecinos, que permanecían en la calle, a unos metros de sus viviendas, desde tres horas antes, todavía tuvieron que esperar unos minutos más para poder acceder al edificio.

En ese inmueble, próximo a las oficinas de la Policía Local, se produjo un incendio el pasado 29 de agosto. Los Bomberos tuvieron que intervenir para sofocar el fuego que afectó al colchón y a la mesita de noche de una habitación de una vivienda de la cuarta planta. El suceso obligó a desalojar, por precaución y por espacio de unos pocos minutos, a todos los vecinos del edificio. El pasado 7 de enero se declaró otro incendio en la vivienda. Hubo un herido, el dueño del inmueble, de 69 años, con quemaduras en una mano. Los vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas durante alrededor de dos horas.

Los Bomberos, la Policía Local y la Policía Nacional intervinieron en el desalojo y la organización de la posterior vuelta a las viviendas. El incendio calcinó entonces dos habitaciones, la cocina y el baño de la vivienda. También resultaron afectados el salón y el resto del piso por el humo, según informó entonces el Servicio de Emergencias del Principado (SEPA). El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso pasadas las dos y media de la tarde. En la llamada indicaban que estaba saliendo mucho humo de una de las viviendas del edificio ubicado en el número 32 de la calle La Unión. Ayer, el incendio calcinó dos dependencias. Los bomberos dieron por controlado el fuego pasadas las cuatro y media de la tarde. 

Compartir el artículo

stats