Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El langreano Vicente Gutiérrez Solís lleva ante la ONU su denuncia por torturas en el franquismo

Acude a Naciones Unidas al ser rechazada su demanda en España: “Igual me muero antes de que contesten, pero hay que seguir luchando”

Vicente Gutiérrez Solís firma la denuncia junto al abogado Francisco Javier Rodríguez. | Vivas

Hasta el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Allí es donde acudirá el histórico militante comunista langreano Vicente Gutiérrez Solís para denunciar las torturas que sufrió durante los últimos años del franquismo. Un camino que sigue ahora tras no encontrar el apoyo deseado en los tribunales españoles.

El abogado Francisco Javier Rodríguez –de la Comuna de Asturias, perteneciente a la coordinadora estatal de apoyo a la querella argentina– explicó que en 2018 se presentaron por todo el estado español una serie de denuncias por tortura, entre ella las de los asturianos Gutiérrez Solís y Gerardo Iglesias. “Esas denuncias se desestimaron en junio de ese mismo año”, apuntó el abogado, señalando que “hicimos un recurso ante la Audiencia Provincial, que también se desestimó, y llegamos hasta el Constitucional”.

Este último tribunal también desestimó las denuncias, pero en el caso de Gerardo Iglesias “hubo votos particulares de los jueces, mientras que en el caso de Gutiérrez Solís no entraron en el fondo de la cuestión”. Debido a esta situación, la denuncia de estos dos represaliados seguirá vías distintas. Gerardo Iglesias acudirá al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, mientras que Gutiérrez Solís tendrá que acudir hasta el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas. No será el único, “estamos recogiendo firmas por todo el estado para presentar todas las denuncias a la vez esta semana en Ginebra”, apuntó el letrado. Eso sí, desconocen los tiempos que maneja este organismo. “El tiempo en contestar varía mucho, primero tienen que aceptarla y después desarrollar y hacer el proceso”, destacó. Al respecto, Gutiérrez Solís comentaba que “igual me muero antes de que contesten, pero hay que seguir luchando, en eso estamos”.

El abogado consideró de “importancia” la presentación de estas denuncias porque en España, tanto a nivel judicial como político, “se están cerrando las posibilidades de que estos delitos se puedan juzgar”. Y puso como ejemplo una medida propuesta la semana pasada para modificar el Código Penal que no contó con el apoyo de los partidos conservadores, como PP, Ciudadanos y Vox; pero a la que tampoco se sumó el PSOE. “Era una modificación muy pequeña, que situaba el Código Penal en línea con lo que se hace a nivel internacional juzgando torturas y crímenes”, explicó.

La denuncia ante Naciones Unidas pretende que esta organización declare que España “ha vulnerado el pacto internacional de derechos civiles y políticos, el derecho a un recurso efectivo teniendo como consecuencia la vulneración de los derechos y libertades reconocidos en el propio pacto y la obligación de investigar de forma efectiva y adecuada las graves violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado”. Y de este modo, exija al Estado “que se proceda a una investigación judicial efectiva en relación con los hechos objeto de denuncia, determinándose y delimitándose las responsabilidades penales de los autores de esas graves violaciones de derechos humanos”. Para ello, exponen que el crimen objeto de denuncia “es imprescriptible” y que la Ley de Amnistía de 1997 “no despliega efectos para impedir la investigación y enjuiciamiento judicial del crimen objeto de denuncia”.

Vicente Gutiérrez Solís ingresó en el Partido Comunista en 1955 y militaba en el Comité de Radio de La Nueva, que era el Comité del Partido Comunista de España en la zona. Fue detenido en numerosas ocasiones recibiendo numerosos maltratos, sobre todo entre los años 1960 y 1966. Su denuncia se suma a la de otros tantos que sufrieron hechos similares.

Compartir el artículo

stats