Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La red de geotermia del pozo Fondón, en Langreo, ya funciona en fase de pruebas

Hunosa ha impulsado la actuación que permite climatizar varios edificios de La Felguera y en la que ha invertido 2,4 millones de euros

Instalaciones de la red de geotermia en el pozo Fondón, en Sama. | Fernando Rodríguez

La red de geotermia del pozo Fondón, en Langreo, está en pruebas. Hunosa, la impulsora de la actuación, asegura que se está abordando la última fase antes de que entre en funcionamiento de forma definitiva. La empresa pública no ha concretado qué plazos se manejan para dar el último paso. Este proyecto utilizará el agua de mina de la explotación minera de Sama para climatizar varios edificios de Langreo Centro, satisfaciendo su demanda de calefacción y agua caliente sanitaria.

La empresa pública comunicó al iniciar el proyecto que en esta fase se beneficiarían del sistema el polideportivo Juan Carlos Beiro, un edificio de 45 viviendas de Vipasa y el centro de salud de La Felguera, así como el hotel y la residencia de mayores ubicados en las inmediaciones. Posteriormente solicitaron sumarse el economato próximo al pozo Fondón y la Comisaría de la Policía Nacional.

La intención de Hunosa es llegar en una segunda fase a Valnalón y también a viviendas de Sama, tanto del casco urbano como de la zona rural. La puesta en marcha del proyecto sufrió retrasos antes de adjudicar las obras. El estado de alarma decretado ante la propagación del coronavirus hizo que la tramitación municipal quedase suspendida durante más de dos meses debido a la interrupción de plazos. Esta situación provocó una demora en el inicio del periodo para presentar alegaciones a la actuación. La inversión en la red de geotermia del pozo Fondón asciende a 2.441.776 euros. Los trabajos fueron adjudicados a la empresa Elecnor en abril de 2020. El proyecto impulsado por Hunosa dispone de una subvención de 1.136.215 euros de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo, cofinanciada por la Unión Europea (UE) a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Seis empresas presentaron sus ofertas en el concurso convocado para ejecutar las obras. La rebaja en el presupuesto de licitación, que ascendió 3,1 millones de euros, presentada por la empresa que resultó finalmente adjudicataria llegó al 22,6 por ciento. El Ayuntamiento concedió la licencia de obra en julio de 2020.

Rehabilitación

El proyecto incluyó la rehabilitación de las naves del pozo Fondón en las que se ubicaron los equipos necesarios para el funcionamiento del sistema. También se derribaron dos construcciones en estado de ruina situadas a ambos lados de los edificios que se acondicionaron.

Hunosa instaló a unos metros del pozo Fondón una nueva pasarela peatonal ubicada sobre la línea de Renfe que conecta Oviedo y El Entrego, para colocar la conducción. Fue apoyada en dos cimentaciones a ambos lados de las vías sin descansar en la pasarela original. La longitud de la estructura es de 18 metros, con 2,17 metros de ancho. En ella se instalaron dos tuberías de acero de la conducción de geotermia. Las obras para instalar la nueva pasarela obligaron a cortar el acceso peatonal durante semanas.

Para poner en marcha la red hidráulica de distribución de calor a diferentes edificios de Langreo Centro se instaló una central de generación en las instalaciones del pozo Fondón y las canalizaciones por diversas calles de Langreo Centro además de en las inmediaciones de la antigua explotación. En las construcciones que serán abastecidas se han instalado subestaciones. La empresa pública Vipasa estima que la red de geotermia permitirá un ahorro del 10% sobre el gasto actual en el edificio de 45 viviendas de promoción pública de la calle Dolores Ibárruri, en La Felguera.

Compartir el artículo

stats