Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro neurológico de Barros atenderá en mayo a sus primeros quince pacientes

Participarán en un programa ambulatorio para personas con daño cerebral por ictus, indicó el Imserso, que no ha fijado fecha para abrir la residencia

Ambulancias frente al centro de Barros, cuando funcionaba para atender a pacientes con covid. | Juan Plaza

El próximo mes de mayo. Esa es la previsión que baraja el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) para comenzar a atender a los usuarios del centro de referencia estatal para personas con discapacidades neurológicas (Credine) de Barros. El anuncio se realizó ayer durante la celebración de una reunión de la comisión de seguimiento del convenio entre el Imserso y el Principado para la puesta en marcha de las instalaciones. Eso sí, de momento solo funcionará como centro de día, sin que se haya precisado cuándo abrirá la residencia.

La actividad comenzará con quince usuarios, un numero que se irá incrementando de forma paulatina, tal y como confirmaron ayer desde el Imserso. Así, se pondrá en marcha un programa experimental de atención a personas que han sufrido daño cerebral tras padecer un ictus. En esta misma semana, tal y como publicó este periódico, se ha iniciado la valoración de casos para comenzar la atención en régimen de estancia diurna a partir de mayo.

El programa, denominado PIPAP (Programa Integral de Promoción de la Autonomía Personal) va dirigido a conseguir que las personas puedan mantenerse en su entorno habitual, dando apoyo a todo el proceso de adaptación tras el daño cerebral sobrevenido, tanto de quienes lo han padecido como de sus familias. Se está poniendo en funcionamiento de forma simultánea en varios centros del Imserso, de manera que se obtengan evidencias de las prácticas con mejores resultados y aprendizajes para su difusión. Para organizar la admisión de casos se cuenta con la colaboración de los departamentos tanto de Salud como de Derechos Sociales del Principado.

El trabajo con cada caso será de un máximo de nueve meses y se realizará en días laborales, en horario de ocho y media de la mañana a dos y media de la tarde. Tal y como se muestra en el folleto que se ha elaborado en el Credine, podrán acceder al programa los beneficiarios del sistema de la Seguridad Social, personas que tienen reconocida la situación de dependencia o un grado de discapacidad igual o superior al 33%, y cuya edad se encuentre entre 18 y 65 años.

Otros servicios

En la misma reunión se han abordado otros servicios que se prevé poner en funcionamiento de manera colaborativa. Así, se habló del servicio de orientación sobre ayudas técnicas y adaptaciones en el hogar para personas en situaciones de dependencia o discapacidad que requieran de dichas adaptaciones para poder permanecer en su entorno habitual y prevenir la institucionalización.

No se confirmó, eso sí, cuando arrancará la atención residencial temporal. Durante la constitución de la comisión de seguimiento el pasado mes de julio, el director general del Imserso, Luis Alberto Barriga, había asegurado que este servicio comenzaría este año. Si bien, también se afirmó entonces que la atención ambulatoria arrancaría en el último trimestre del año pasado, un plazo que al final se ha acabado alargando hasta el próximo mayo.

Compartir el artículo

stats