Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asla compra la antigua nave de Rioglass para ampliar sus instalaciones en Lena

La compañía, que destinará cinco millones al plan de expansión, exporta el 98% de sus bobinas de cinc y ya tiene presencia en cincuenta países

Por la izquierda, Macario Fernández, Enrique Fernández y César Fernández, ayer, en Asturiana de Laminados. | A. Velasco

Asturiana de Laminados (Asla) va a ampliar su factoría de Villallana. La nueva división de la empresa, “elZinc Architecture”, ya se está instalando en las antiguas dependencias de Rioglass Solar, en un proyecto que conlleva una inversión de cinco millones de euros. Así lo confirmó el director general de Asla, César Fernández, que señaló que esta novedosa iniciativa de la empresa consistirá en “ofrecer soluciones de montaje para que los profesionales puedan tener más facilidad a la hora de aprovechar nuestros productos”. Fernández hizo estas declaraciones tras la visita del consejero de Industria del Principado, Enrique Fernández, a la planta de Villallana, donde, entre otras cosas, destacó la proyección internacional de una empresa “que destina el 98% de su producción a la exportación”.

Las negociaciones entre Asla y Rioglass para la compra de la antigua nave, que se pusieron en marcha a finales de 2021, finalmente fructificaron y la compañía dedicada a la producción de bobinas de cinc y a su posterior tratamiento ya está desarrollando su último proyecto. Se trata de una división a través de la cual la empresa propondrá soluciones de montaje de sus productos a diferentes instaladores, “lo que completará el ciclo y se unirá a otras iniciativas únicas en el mundo que desarrolla Asla en Villallana, como son las bobinas de 1.400 milímetros y los acabados prepatinados o coloreados”, explicó César Fernández.

La nueva planta de Asla, «elZinc Architecture», en la antigua nave de Rioglass en Villallana. | A. Velasco

Mientras, el Consejero de Industria subrayó que este año, “el premio IDEPA a la internacionalización es para Asturiana de Laminados, porque el 98% de su producción va a mercados exteriores, y estamos hablando de que están presentes en 50 países”. “Para nosotros como Gobierno de Asturias es importante destacar el papel que juega para las empresas el volcarse en los mercados internacionales, ya que te permite aumentar demanda, producción y empleos. También te permite diversificar. Y, cuando hay situaciones de crisis, esto te permite afrontar mejor las recesiones”, apuntó Enrique Fernández. El Consejero destacó, ademas, la continua innovación en la compañía radicada en Villallana, haciendo referencia especialmente a la línea de acabados única en el mundo que se consiguió instalar, no sin un tedioso y largo proceso administrativo, en 2020.

Paneles solares

Otro de los puntos que ensalzó el responsable regional fue el proyecto para instalar paneles solares de autoconsumo en los techos de la planta. “Estamos hablando de unos 6.500 módulos solares en unos 13.000 metros cuadrados, el equivalente a dos campos de fútbol”, apuntó. En cuanto a la potencia, esta instalación producirá 2,8 megavatios, “que pueden llegar a proporcionar entre el 15 y el 20 por ciento de la energía que consumen las instalaciones, lo que supondrá un importante ahorro en costes energéticos”. Un proyecto en el que el Principado participará con diferentes líneas de ayudas.

Por último, Enrique Fernández hizo referencia a la urbanización del polígono, en un proyecto de cinco millones de euros que se financiará con fondos mineros y que apuntó, empezará en los próximos meses. Asimismo, el Consejero también indicó que Principado y empresa están trabajando en la reubicación de redes eléctricas que pasan por encima del polígono y que pueden generar inconvenientes para la expansión de la compañía.

Mientras, César Fernández, director general de Asla, mostró su satisfacción por el premio otorgado por el IDEPA y explicó que, desde su nacimiento, Asturiana de Laminados tuvo una clara vocación exportadora. “Como asturiano que soy me enorgullece ver que una empresa como Asla pueda dar valor añadido a un producto como el cinc, algo que antes solo se hacía fuera de aquí. Y ahora queda en Asturias la riqueza y el empleo”. El responsable de la compañía explicó que ahora mismo en Asla trabajan de forma directa 160 personas y la producción es de 36.000 toneladas al año.

Compartir el artículo

stats