Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ángel Blanco, el vecino de Blimea fallecido al sufrir un accidente con su tractor, iba a la cuadra cuando perdió el control del vehículo

Los hechos tuvieron lugar alrededor de la una y media de la tarde

El acceso al pueblo de Collado, donde se produjo el accidente.

Conmoción entre los vecinos de Blimea, en San Martín del Rey Aurelio, tras conocer el fallecimiento de Ángel Blanco, de 73 años y vecino del barrio de San Roque, que perdió la vida tras volcar con el tractor que conducía por una pista entre Collado y La Quintana.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de la una y media de la tarde, en el kilómetro 0,7 de la citada pista, según aseguraron fuentes de la Guardia Civil. Tal y como ha podido saber este periódico, Blanco había ido con su tractor para recoger unos fardos de hierba. A la vuelta, cuando se dirigía a la cuadra que tenía en Collado para descarga los fardos, la carga pudo quedar enganchada con la rama de un árbol, desequilibrando el vehículo, que acabó cayendo a un prado, donde dio varias vueltas de campana. El hombre saltó del tractor para tratar de evitar que éste le aplastara en la caída, pero finalmente acabó perdiendo la vida en el accidente.

De hecho, nada pudieron hacer para salvar los bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), con base en el parque de San Martín del Rey Aurelio en El Entrego, que se desplazaron hasta la zona del suceso. El Centro de Coordinación de Emergencias había recibido el aviso a las 14.29 horas. En la llamada se indicó que se había producido el vuelco de un tractor, movilizando de inmediato a seis bomberos que se trasladaron con el vehículo de primera salida y el furgón multisocorro. También se dio aviso al grupo de rescate a bordo del helicóptero medicalizado, aunque finalmente no fue necesaria su intervención.

Una vez en la zona, los bomberos localizaron al hombre, que no estaba atrapado por el tractor, pero ya había fallecido. De este modo, y tras la pertinente autorización, los bomberos porteraron el cuerpo sin vida del hombre desde donde se encontraba, ya que no había acceso rodado y se trata de una zona pendiente, hasta un punto con acceso para vehículos. Hasta allí también acudió la UVI móvil de Sama, que había sido movilizada por el Servicio de Atención Médica Urgente. También se dio aviso a la Guardia Civil.

Ángel Blanco, natural del barrio blimeíno de San Roque, era muy conocido en Blimea, con lo que su fallecimiento causó una gran conmoción entre los vecinos, sobre todo por las circunstancias en las que se había producido. Una muerte que se suma a otras tres ocurridas durante el presente año. La última de ellas tuvo lugar el pasado mes de mayo en Tineo, cuando falleció un niño de año y medio tras volcar la carretilla que conducía su abuelo. También en Tineo, pero el pasado mes de febrero, un hombre de 54 años murió tras quedar atrapado por un brazo hidráulico en un tractor con el que estaba moviendo tierra. En el mismo mes, aunque en Trubia, perdió la vida el joven hostelero y ganadero, Cristian Fernández, de 39 años, tras volcar con su camión y salir despedido de su vehículo.

El último balance de fallecimientos en accidentes por el uso de maquinaria agrícola arrojaba un total de 42 asturianos afectados en la última década. De ellos, 35 se produjeron por accidentes de tractores y, de ese número, un total de 26 se debieron a vuelcos de estos vehículos. El porcentaje de muertes por vuelco –el 74 por ciento– es superior a la media nacional, que fue del 68 por ciento.

Compartir el artículo

stats