Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición critica a la Alcaldesa de Langreo por suspender el Pleno de julio: la acusan de "antidemocrática"

Unidas por Llangréu y PP denuncian que así se elude debatir "dos importantes mociones", una sobre el corte de la línea de tren y otra en la que se pide su dimisión

Un Pleno celebrado en Langreo durante el actual mandato. | Fernando RodríguezSAMA, LANGREO. PLENO MUNICIPAL FERNANDO RODRIGUEZ

El equipo de gobierno de Langreo (PSOE) ha puesto de acuerdo a Unidas por Llangréu (IU y Podemos) y el PP. Ambas formaciones critican a la alcaldesa, Carmen Arbesú, por haber "suspendido unilateralmente" el Pleno municipal de este mes de julio. "Una cacicada", según la oposición de izquierdas, una maniobra "antidemocrática" según la derecha municipal. Coinciden además en señalar el motivo de esta suspensión: de esta forma, afirman, no habrá de debatir dos mociones muy polémicas. Una, en la que se pide la dimisión a la Alcaldesa por la gestión del proyecto de urbanización del soterramiento. Otra, que pide posicionarse sobre el corte de seis meses y medio en la línea de Feve Laviana-Gijón. En los plenos ordinarios estas mociones pueden debatirse. No así en los extraordinarios, como el que plantea el gobierno local para compensar esta suspensión.

Jesús Sánchez, portavoz de Unidas por Llangréu, calificó la decisión de "cacicada". "Nunca se había hecho algo parecido. Con un correo electrónico se da por suspendido el Pleno, sin explicaciones, sin justificación. Bueno, sí. La de no debatir estas dos mociones, que no son menores precisamente". Sánchez recalcó que "pretende así eludir los temas polémicos, porque en el Pleno extraordinario no pueden tratarse mociones. Lo hace de forma antidemocrática".

Una palabra, "antidemocrática", que también usan desde el grupo municipal del PP. "Poco le importa a la Alcaldesa que asuntos como la distribución del remanente del CAI de Pando tiene que esperar a que ella decida cuándo es el momento oportuno. Pero lo que realmente subyace en la decisión es su interés personalista y ególatra en impedir que se debatan y se voten dos mociones que la dejarían en una situación cuanto menos, incómoda".

La suspensión, añaden, supone "optar por el oscurantismo, creyendo que dilatando los procesos hará que las incomodidades desaparezcan. Algo que lleva haciendo todo el mandato".

Compartir el artículo

stats