Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Langreo renuncia a pedir fondos europeos para el parque fluvial y remite otros tres proyectos

La Alcaldesa afirma que no hubo tiempo para estudiar esa iniciativa "compleja" y que la ayuda podría no alcanzar para acabar la actuación

Javier Castro y Carmen Arbesú, ayer, en el salón de plenos municipal. | E. P.

El proyecto del parque fluvial en terrenos de la térmica de Lada se queda, por el momento, guardado en un cajón. El Ayuntamiento de Langreo no presentó finalmente la iniciativa a la convocatoria de ayudas del Instituto para la Transición Justa destinada a iniciativas municipales para infraestructuras ambientales, sociales y digitales. Ayer era el último día para poder hacerlo pero en vez de solicitar subvención para recuperar el suelo próximo al Nalón, una actuación con un coste de cuatro millones de euros, lo hizo para otros tres proyectos por valor de cerca de 2,9 millones de euros.

La Alcaldesa, Carmen Arbesú, explicó ayer las razones para renunciar a pedir financiación de los fondos europeos para el parque fluvial. "Iberdrola expresó su interés por llevarlo a cabo pero nos llegó con tanta premura y precipitación que no es posible tramitarlo", dijo. La compañía eléctrica cedería los terrenos, más de cuatro hectáreas, al Ayuntamiento para ejecutar las obras y la Confederación Hidrográfica había elaborado el proyecto, que incluía sendas peatonales pero que también haría posible el desarrollo de usos alternativos al de la central en el suelo colindante, que actualmente estarían limitados al estar calificados como inundables.

Este es, comentó la regidora, "un proyecto muy complejo con una cantidad copiosa de documentación. Los técnicos municipales no tuvieron tiempo de estudiarlo a fondo y recelan de la idea de comprometerse con la idea de una inversión tan cuantiosa con esa premura y sin tiempo para un análisis reposado de todos sus términos". A esto se une, añadió, que "existe el riesgo de que los trabajos no llegaran a concluirse". Entonces, "el Ayuntamiento se vería obligado a incluirla en sus presupuestos para acabarla y no están claras las vías de financiación", apuntó.

Además, aseguró Carmen Arbesú, "la subvención resultaría incompatible con otras en las que el Consistorio lleva trabajando mucho tiempo y que en caso de conseguirse también resultarían aportaciones valiosas al interés general de Langreo". Hizo hincapié la regidora en que sus palabras no son en modo alguno una crítica a los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, cuyo trabajo fue "enorme y valioso", ni a Iberdrola. La compañía vasca, remarcó, "continúa siendo un agente del máximo interés y de plena necesidad para el futuro de Langreo tras la descarbonización" y el Ayuntamiento está abierto a colaborar con ella en otras propuestas". La decisión ha sido, aseveró, "muy meditada" tras varias reuniones y recabando la opinión de los técnicos, los grupos municipales.

También se analizó el asunto con la Consejería de Industria, el Instituto por la Transición Justa y la Confederación Hidrográfica. El pasado lunes, indicó Arbesú, "creíamos posible poder hacer un esfuerzo" pero "vemos que hay una línea muy fina entre la oportunidad y los inconvenientes".

El equipo de gobierno municipal informó a Iberdrola de la decisión. Sobre la conversación la Alcaldesa señaló: "Han dicho que lo entendían y no se cierran a otras vías. Se puede seguir trabajando en futuras convocatorias y proyectos".

Respecto a si la compañía energética podría abordar la actuación en los terrenos próximos al Nalón apuntó que "eso es una decisión de la empresa". Considera Arbesú que "las cosas hechas con más tiempo podrían haber tenido otro tipo de soluciones".

Las tres iniciativas

Ayer, a primera hora de la tarde, el Ayuntamiento de Langreo había presentado dos proyectos para optar a fondos del Instituto para la Transición Justa con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, recursos adicionales de la Unión Europea para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia. El otro, el que sustituye al parque fluvial, se estaba ultimando para solicitar también subvención.

Éste último es la rehabilitación del matadero comarcal, que está sin uso. El Consistorio solicitará 1.991.502 euros para reformar el edificio. Posteriormente, aseguró el primer teniente de alcalde, Javier Castro, "se estudiarían posibles usos". El gobierno local ha apostado también por habilitar una senda en el entorno de la mina La Pipiona, cuyos coste asciende a 491.581 euros.

El tercero de los proyectos que pretende desarrollar el Ayuntamiento es la construcción de una planta de compostaje destinada al tratamiento de residuos vegetales. Para ello ya dispone de una subvención de 466.000 euros del Ministerio para la Transición Ecológica y ahora solicita alrededor de 400.000 euros. En total, cerca de 2,9 millones de euros. Esta convocatoria de ayudas, a la que pueden acceder 184 municipios inmersos en procesos de transición energética dispone de una partida de 91 millones de euros.

Compartir el artículo

stats