La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El éxito de los conciertos empuja en Mieres a quitar butacas de los auditorios

El Ayuntamiento planea aumentar la capacidad del Mieres Centru Cultural en más de 200 plazas facilitando así que el público pueda estar de pie

El concierto de Nikki Hill en Mieres, celebrado el pasado domingo. | Fernando Rodríguez

Mieres se ha convertido en los últimos años en un referente dentro del circuito cultural asturiano gracias a la potente inversión que realiza el Ayuntamiento. Los responsables municipales presentaron ayer la programación del último cuatrimestre del año, que arrancó el pasado domingo con el concierto que ofreció la norteamericana Nikki Hill. El concierto abarrotó las algo más de 400 butacas que ofrece Mieres Centru Cultural. El concejal de Cultura, Juan Ponte, explicó que 150 espectadores se quedaron sin entrada al cubrirse al aforo. Por este motivo el gobierno local ya baraja de cara a 2023 organizar conciertos sin butacas para poder ampliar la capacidad del recinto.

Los planes municipales, según adelantó Juan Ponte, pasan por seguir con la actual política de conciertos punteros en Mieres: "Los promotores han perdido el miedo a programar en la ciudad citas de giras internacionales, ya que el balance de los últimos cuatro años garantiza que se trata de una localización consolidada".

El concejal de IU percibe que el trabajo realizado a lo largo de los últimos años está dando frutos. "Se ha demostrado que los conciertos en Mieres atraen a público no solo de los grandes concejos asturianos, como Avilés, Oviedo y Gijón, sino también provenientes de León o Cantabria", destaca Ponte. Eso es lo que sucedió el domingo con el concierto de Nikki Hill. El Ayuntamiento está convencido de que aumentando el aforo de Mieres Centro Cultural, con la retirada de las filas de butacas, se podrá aspirar a eventos musicales que superen los 600 espectadores. "Está constatado que los grupos quieren venir y que los promotores apuestan por Mieres. El público responde y eso es bueno para la hostelería local, ya que como ha quedado demostrado muchos de los espectadores vienen de fuera del municipio". Los gestores municipales están especialmente satisfechos de los conciertos que se organizan los domingos por la tarde: "Están funcionando muy bien y esta buena acogida demuestra que hay espacio para una oferta musical alternativa a los viernes y sábados", subraya Ponte. Y añade: "Estos conciertos enlazan perfectamente con la potente sesión vermú que Mieres tiene los domingos".

La ampliación de los aforos se planea de cara a 2023. De momento, los programados para este otoño se mantendrán con el público sentado. La próxima cita en Mieres Centro Cultural será el 22 de octubre, con el concierto "Mieres y punto". El 18 de noviembre actuarán en el mismo escenario "Los Ruidos". El 2 de diciembre la cita será con "Muñeco Vudú". Dentro de la agenda musical destaca también el pasacalles con concierto en el auditorio Teodoro Cuesta que ofrecerá la banda sinfónica del Ateneo Musical de Mieres el 24 de septiembre. Actuarán acompañados por la Agrupación Musical de Totana.

Ochobre Folk

En la programación musical de este último cuatrimestre del año destaca la cita con el Ochobre Folk, que se celebrará entre el 7 y el 9 de octubre. La principal novedad de este encuentro es que por primera vez en sus nueve ediciones abandona el patio de los colegios Liceo y Aniceto Sela para instalarse en el parque Jovellanos. "Estamos convencidos de que su ubicación en un lugar de transito dará aún más relevancia a la cita.

En cuanto al teatro, Juan Ponte destacó la presencia en Mieres de compañías de ámbito nacional como "La Madrugada Teatro", que traerá a Mieres la obra "Siete segundos". Será el 1 de octubre en el Auditorio Teodoro Cuesta.

Compartir el artículo

stats