Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gran romería del otoño asturiano

Los Mártires convocan a los más fieles y hasta a la televisión japonesa en Mieres

La popular fiesta, tras dos años suspendida por la pandemia, regresó sin mucha afluencia pero cargada de tradición

45

La romería de Los Mártires vuelve a Mieres Fernando Rodríguez

La romería de los Mártires recibió este martes el alta tras dos años de reclusión por la pandemia. San Cosme y San Damián volvieron a citar a sus fieles, pero los santos sanadores evitaron desplegar por completo su enorme capacidad de convocatoria. "No hay mucha gente, es cierto, pero tal vez sea mejor ir poco a poco", apuntaba al mediodía Florina García, sostén de la fiesta desde hace décadas. Con todo, según avanzó el día, el valle de Cuna y Cenera fue recibiendo a más visitantes: "Daba mal tiempo, pero al final la jornada ha salido bastante buena", apuntaba a primera hora de la tarde Carmina Moro mientras afrontaba las primeras rampas del la "cuestona" que ejerce de penitencia para quienes desde tiempos inmemoriales acuden cada inicio de otoño a la acogedora ermita de Insierto.

Los Mártires nunca pasan lista, porque como explicó el párroco Manuel Roces "los que estamos aquí lo hacemos sin tener ninguna obligación, dando ejemplo de devoción". El veterano religioso, jubilado a principios de verano, regresó a Insierto para oficiar la misa central de la celebración. Tras casi seis décadas custodiando el testimonio de San Cosme y San Damián, realzó sus logros: "Su gran milagro es que permanecen con nosotros desde hace 18 siglos y han sido, por tanto, testigos de que la fe no se marchita".

Carmen Fernández, Enma García e Isabel Menéndez, preparadas para disfrutar de unos bocadillos. Fernando Rodríguez

Si los santos sanadores son ejemplo de evangélica longevidad, la propia fiesta de los Mártires también ha dado muestras de una excepcional resistencia al paso del tiempo: "Todos recordamos cuando las imágenes de los santos fueron robadas, posiblemente por una apuesta, y cuando la ermita sufrió un incendio, pero seguimos viniendo cada año", resaltó Roces en referencia a dos acontecimientos que en su momento generaron una enorme alarma. En el caso del robo de las imágenes de los santos, más allá de sospechas y habladurías, nunca se llegó a conocer la autoría de los hechos. Las figuras desaparecieron la madrugada del 13 de agosto de 1996 y aparecieron un día después, envueltas en unas bolsas de plástico, en la cantera de Valmurián, una aldea situada por encima de Baíña y próxima al alto de El Padrún, en el otro extremo del concejo.

La procesión de San Cosme y San Damián Fernando Rodríguez

Son muchas las anécdotas ligadas a la fiesta mierense, aunque los dos últimos años, 2020 y 2021, son una coyuntura aparte. Tras dos ediciones de ausencia por la pandemia del covid-19, la popular romería se reencontró este martes con muchos fieles ansiosos de disfrutar de la fiesta. Era inevitable que soplara una ligera brisa nostálgica. Es el caso de Carmen Fernández: "Llevo cincuenta años viniendo y no podía faltar", apuntaba en presencia de sus amigas Enma García e Isabel Menéndez. Las tres disfrutaron, aunque sin ocultar cierta sorpresa por la sensiblemente menor afluencia en comparación con lo que ha venido siendo habitual: "Aún recuerdo cuando todos esos praos estaban repletos de gente", apuntaba Carmen Fernández mientras señalaba las grandes fincas que se encuentran frente al ermita, terrenos que desde hace ya varios años están acotados por sus propietarios tras desavenencias con la organización de la romería.

Aunque la presencia de romeros fue aumentando según la tarde fue avanzando, la escasa afluencia fue tema de conversación en la propia fiesta. Los más veteranos aportaban su análisis: "La previsión meteorológica era mala y hay gente que aún es reacia a acudir a eventos masivos", señalaba Pepe Lobo. Rosa Fernández también aportaba al debate: "Los martes y los miércoles son históricamente los peores días para celebrar la fiesta". Y es que los Mártires son inseparables de la fecha del 27 de septiembre. "Mucha gente joven trabaja fuera del concejo y en Mieres cada vez somos menos habitantes. Tal vez sería necesario trasladar la celebración al fin de semana previo o posterior al 27 de septiembre cuando caiga la cita en día laborable", indicaba otro vecino que se sumó a la improvisada tertulia.

Una mierense pasa el pañuelo por la imagen de los santos sanadores, antes del inicio de la misa. Fernando Rodríguez

La víspera

La fiesta de los Mártires arrancó el lunes con un pasacalles a cargo del grupo folclórico "L’Artuxu" que dio paso al pregón de Alba Ardura Gutiérrez, doctora en Biología, investigadora y profesora de la Universidad de Oviedo del área de Genética. Tras el pregón, la organización impuso a la pregonera la Medalla de Oro de los Santos Mártires y también las bandas a la Xana y les Xanines. La verbena nocturna corrió a cargo del "Dúo Sensación" y el grupo "D’Cano".

Pero la fiesta de los Mártires fluye y respira a través de la romería que le da sentido. La popular fiesta de Los Mártires fue declarada de interés turístico en 1969. Fue por esas fechas cuando el cantante mierense Víctor Manuel popularizó su canción de "La Romería", inspirada en esta fiesta. El tema volvió a ser tarareado en Insierto. Y es que la música estuvo presente en los Mártires. Durante toda la mañana actuaron en el entorno de la ermita el grupo "L’Artuxu" y la banda de gaites "El Gumial". Ya por la tarde, el grueso de la actividad festiva se desplazó a la carpa de Insierto, donde se celebró una gran verbena. La orquesta "Tekila" ofreció dos pases, compartiendo escenario con "Assia" , que hizo lo propio. La fiesta estaba previsto que se cerrara ya de madrugada con la música del mierense "DJ Masid".

En Insierto aún habrá hoy jolgorio, aunque con un tono mucho más familiar. Los "Martirinos" se celebrarán por la tarde, como es tradición, con juegos infantiles. Sobre la siete de la tarde se organizará un encuentro de canción asturiana. Actuarán Avelino Corte, Liliana Castañón, María Luis Martínez y Lolo Cabranes, con Iván Rionda a la gaita. La verbena final será con "Dúo Reflejos" y el grupo "Límite".

Manuel Roces, atendiendo a la televisión japonesa. F. Rodríguez

La televisión estatal japonesa graba la fiesta para un documental

La NHK rueda en Asturias una serie sobre el Camino de Santiago y su historia

La popularidad de la fiesta de los Mártires se disparó a principios de los setenta tras la publicación de la canción de "La Romería", de Víctor Manuel. Además, Televisión Española rodó en el entorno de la fiesta diversas escenas de "La arcadia feliz", divulgando el contenido de la celebración por todo el país. Ahora es la televisión estatal japonesa la que pone el foco en los Mártires.

Un equipo de la cadena NHK World-Japan estuvo este martes en Insierto tomando imágenes de la fiestas y entrevistando a sus principales protagonistas, incluido el historiador local Roberto Álvarez. El popular presentador Yuji Shinohara será el conductor de la serie. "En 2019, antes de la pandemia, rodamos un documental sobre el Camino de Santiago, que tuvo un gran éxito, con varios premios. Tal vez debido a que se emitió durante el confinamiento tuvo una enorme repercusión en nuestro país”, explicó a este diario. La televisión japonesa ha regresado a España para dar continuidad al trabajo: "Ahora estamos gravando una segunda parte a través de Asturias. Nos interesa la historia y nos pareció muy interesante dedicar un apartado a esta fiesta campestre tan popular y que está ligada también al Camino de Santiago y a la Ruta de la Plata”.

El párroco Manuel Roces explicó a la expedición japonesa detalles de la fiestas, como el origen de la costumbre de pasar un pañuelo por la imágenes: "Lo hacían las personas que tenían un familiar enfermo en casa, y así, de regreso, se lo pasaban también al paciente". En unos meses los espectadores de la televisión estatal japonesa conocerán la existencia en la otra punta del mundo de la fiesta de los Mártires: "Aquí todo el mundo es bien recibido y si vienen japoneses seguro que pasarán una día muy ameno", apuntó Siro Gutiérrez, uno de los responsables e la romería.

Compartir el artículo

stats