Un langreano de 60 años muere al caer al río cuando iba a una cabaña a cenar con amigos cerca de la Ruta del Alba

Javier Menéndez Valle iba el viernes a un encuentro con más personas, pero el mal tiempo hizo que dieran la vuelta y desapareció: fue hallado este sábado

El momento del rescate del langreando que cayó al río en el entorno de la Ruta del Alba

El momento del rescate del langreando que cayó al río en el entorno de la Ruta del Alba

D. Orihuela / Luisma Díaz

Lo que iba a ser una cena entre amigos en una cabaña en el monte, en las cercanías de la Ruta del Alba, acabó en tragedia. Un langreano de 60 años de edad, Javier Menéndez Valle, falleció en la noche del viernes al caer, por causas que todavía se desconocen, al cauce del río Alba, en Sobrescobio. Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias de los parques de Coballes, San Martín del Rey Aurelio y de Proaza, además de la unidad de drones buscaron al hombre desde su desaparición el viernes por la noche, ya que la llamada de aviso se recibió a las 20.49 horas. Finalmente, a las 11 horas del sábado encontraron el cuerpo sin vida en el interior del río, a unos 200 metros del puente del Retortoriu, un desvío de la Ruta del Alba por la que se accede a la senda de la Collada Isorno, desde la cual se llega a las caserías existentes en este entorno (Fresnu, El Fresneal, Lichariegu, Prau Llungu...).

Se trata de un suceso realmente trágico. El fallecido, de 60 años, se encontraba en la zona acompañado de un grupo de amigos. Juntos se dirigieron a una cabaña en el monte situada en el entorno de la Ruta del Alba. Allí tenían previsto cenar y pasar la noche. Caminaron los aproximadamente 3 kilómetros que separan el pueblo de Soto de Agues hasta el cruce del puente del Retortoriu, donde empezaron el ascenso a la zona de las caserías. Ya había oscurecido y el tiempo había empeorado mucho, tanto las lluvias como el frío se habían intensificado. El grupo decidió entonces que sería mejor no pasar la noche en la cabaña, por lo que se dieron la vuelta antes de llegar a la cabaña.

Fue en ese momento cuando se produjo el accidente. El grupo había iniciado el descenso, cada uno a su ritmo. Tal y como indicaron fuentes conocedoras del caso, en ese momento se percataron que uno de ellos faltaba, por lo que tenía que haber caído o desaparecido por el camino. Los amigos del fallecido, desesperados, llamaron al Centro de Coordinación de Emergencias del 11 Asturias a las 20.49 horas del viernes, explicando la situación: uno de ellos debía haber caído por el sendero, y no lo encontraban.

A partir de ese momento se puso en marcha un amplio dispositivo de búsqueda. Participaron en él bomberos de los parques de Redes (en Coballes), San Martín del Rey Aurelio (en El Entrego) y también de Proaza. Desde el Servicio de Emergencias del Principado indicaron que estos bomberos "permanecieron durante toda la noche rastreando por la zona. A primera hora (del sábado) se realizó el relevo de personal". En la búsqueda participó también la Unidad de Drones. El rastreo dio sus frutos a las 11 de la mañana, cuando se encontró el cuerpo del fallecido, a 200 metros del puente del Retortoriu, dentro del río .

Los bomberos procedieron entonces a rescatar el cuerpo. Unos minutos después era rescatado, y ya la Guardia Civil se hacía cargo de los trámites para proceder al levantamiento del cadáver.

Ya el pasado 1 de octubre se desplegó en este mismo entorno de la Ruta del Alba un amplio dispositivo de búsqueda, al desaparecer durante toda una noche un montañero. En aquella ocasión, al contrario que este fin de semana, hubo final feliz.