Un gran talud acaba con los riesgos de desprendimientos y filtraciones de agua en La Cobertoria

Las obras han permitido fijar la quebradiza ladera de La Fuente la Faya, muy inestable y con constante peligro de argayos

El muro de contención construido en la zona alta de La Cobertoria.

El muro de contención construido en la zona alta de La Cobertoria.

Las peligrosas filtraciones de agua que durante los últimos años han dificultado el tránsito por la zona alta del puerto de La Cobertoria, en Lena, son ya cosa del pasado. La construcción de un gigantesco talud ha solucionado los problemas que amenazaban con acabar provocando incluso un corrimiento de tierra que pudiera llevarse por delante la caja de la carretera. La empresa Excade, especialista en este tipo de proyectos, ha trabajado durante seis meses en el acondicionamiento de la ladera conocida como La Fuente la Faya. Se trata de un tramo del puerto, en su vertiente lenense, que históricamente ha sufrido notables filtraciones de agua, generando un constante y peligroso riesgo de argayos.

La recta final de los trabajos.

La recta final de los trabajos. / Excade

Los trabajos realizados en La Cobertoria desde el pasado mes de mayo han resuelto los problemas de filtraciones y dado estabilidad a una ladera muy inestable. Las labores que ha desarrollado Excade, una de las empresas más acreditadas en todo lo relacionado con tareas de excavación y movimiento de tierras, se han centrado en la construcción de un nuevo muro de contención en la ladera anexa a la calzada. Las fuertes filtraciones de agua habían provocado un importante desprendimiento de materiales al ceder el terreno. La actuación promovida por el Principado ha permitido consolidar el talud y evitar futuros argayos.

"Se trata de una zona en la que el agua caía a chorro hacia la calzada cada vez que llovía abundantemente", explicaban los vecinos de la zona antes del inicio de los trabajos. No es de extrañar que el espacio sea conocido como La Fuente la Faya. Los usuarios de la vía, muy concurrida también por montañeros y cicloturistas, además de vecinos y ganaderos, estaban acostumbrados a convivir con un constante peligro. Las filtraciones que se han atajado conllevaban varios problemas. Para empezar, estaba la inestabilidad del propio terreno, con constante riesgo de desprendimiento sobre la carretera que conecta el concejo de Lena con el de Quirós. Por otro lado, los usuarios de la vía apuntan que la constante humedad latente en la calzada provocaba que durante los meses de invierno fuera frecuente encontrarse con "traicioneras" placas de hielo que con frecuencia daban "sustos" a los conductores.

Las labores

Las obras en la parte alta de La Cobertoria han concluido recientemente tras haberse prolongado durante aproximadamente medio año. Los vecinos han convivido durante este tiempo con la permanente presencia de maquinaria pesada. Fue necesario habilitar una desviación de tierra paralela a la calzada para no interrumpir el tránsito de vehículos. Se trata de una carretera muy frecuentada por ganaderos tanto de Lena como de Quirós. También son numerosos los aficionados al ciclismo que acuden diariamente a la estribación, con presencia en varias etapas de la Vuelta Ciclista a España.