"Estamos en la órbita de la innovación", afirman alcaldes y sindicatos sobre el proyecto para investigar en Aller la vida en la Luna

Ayuntamientos y el SOMA esperan que esta segunda vida para los pozos traiga "empleo de calidad" | CC OO duda de que las iniciativas den futuro a Hunosa

El castillete del Pozo San Jorge, con el Santiago a su espalda. | A. Velasco

El castillete del Pozo San Jorge, con el Santiago a su espalda. | A. Velasco

Andrés Velasco

Andrés Velasco

"El proyecto para investigar como será la vida en la Luna nos pone en la órbita de la innovación". Son palabras de un exultante alcalde de Aller. Juan Carlos Iglesias recibía con los brazos abiertos el proyecto diseñado por el Principado, la Universidad de Oviedo y Hunosa para el pozo Santiago, el más llamativo de los previstos para dar una segunda vida a los pozos mineros. También el Alcalde de Mieres, Manuel Ángel Álvarez, y los sindicatos SOMA-FITAG-UGT y CC OO de Hunosa se mostraban satisfechos, en líneas generales, con el anuncio del Gobierno regional, ya que esperan que este movimiento no solo suponga recuperar las antiguas explotaciones, sino lograr empleo de calidad, si bien en el caso de Comisiones, dudan de que sean un futuro para Hunosa.

El regidor allerano se mostraba satisfecho con las iniciativas previstas en las explotaciones de Santiago y San Jorge. En el caso del primer pozo, la instalación de ese laboratorio para estudiar las condiciones de habitabilidad de la Luna ha generado, dijo, "una gran expectación en todo el concejo, ya que nos pondrá en la vanguardia mundial en este tipo de investigaciones". Además, Iglesias se congratuló de que el Consejero de Ciencia, Borja Sánchez, haya dado plazos concretos, lo que convierte lo que parecería una iniciativa de ciencia ficción en un proyecto real y tangible en el corto plazo. "La idea de tener el estudio en 2024 y prever inversiones ya para 2025 para ir añadiendo equipos al laboratorio hace que el proyecto sea más ilusionante aún", apuntó el regidor allerano, que también destacó la respuesta del Consejero a preguntas de este diario sobre la compatibilidad con el Centro Nacional de Entrenamiento en Rescates, que también se había planteado en el pozo Santiago. "Que sean dos iniciativas compatibles y complementarias es una muy buena noticia", dijo.

Respecto al pozo San Jorge, hermano gemelo del Santiago al ubicarse en el mismo espacio, Iglesias también se mostró satisfecho con el arranque del proyecto de Supercomputación: "Entendemos que también es una iniciativa que cuenta con fondos europeos que se pueden captar, y que dará futuro al mantenimiento de la explotación y empleo de calidad". Además, el regidor agregó que ambas iniciativas "suponen colocar a Aller en la línea de la innovación, la sostenibilidad y la formación, tres pilares que también desde el Gobierno municipal se están defendiendo y sobre los que se está actuando". "Estamos cambiando minas por proyectos y cierres por una segunda vida a los pozos, lo que hace cambiar la percepción de que las Cuencas van hacia el empleo de calidad", manifestó el regidor.

En líneas similares se pronunciaba el Alcalde de Mieres, en cuyo concejo se plantean otra actuación, vinculada en este caso al estudio del hidrógeno verde como combustible y en dos ubicaciones como son la bocamina Mariana y el pozo Barredo. "Cualquier iniciativa que sirva para dar contenido a los pozos cerrados y que permita generar empleo y actividad en torno a los mismos será bienvenida", explicó el regidor, que apuntó que además del Principado, Hunosa y la Universidad, "nosotros como ayuntamientos también tenemos que participar aportando ideas y colaborando con ellos".

El pozo Santiago de Hunosa, visto desde Caborana.

El pozo Santiago de Hunosa, visto desde Caborana. / Andrés Velasco

Manuel Ángel Álvarez fue algo más allá, y señaló que la puesta en marcha de la planta de hidrógeno verde en el entorno de Barredo y la bocamina Mariana "puede servir también para abordar una remodelación en la entrada de Mieres, que es una de las puertas de la ciudad, y a la que se puede dar un nuevo aire". Así mismo, señaló que el campus universitario de Mieres es "el campus de las Cuencas", y en este contexto, agregó que la llegada de proyectos como los de Aller o los planteados para Mieres "son una buena noticia, ya que se puede potenciar la capacidad investigadora del campus, con la llegada de más personal y recursos". Por último, Manuel Ángel Álvarez también lanzó un mensaje al recién llegado presidente de Hunosa, Enrique Fernández, al que invitó a poner el foco en colaborar con el consistorio para la puesta en marcha de actuaciones, algo que se le había reclamado con insistencia al expresidente Gregorio Rabanal.

Sindicatos

Mientras, el secretario general del SOMA-FITAG-UGT, José Luis Alperi, se mostró también satisfecho, y señaló que "siempre hemos defendido que los pozos mineros son un elemento singular y único, que ofrecen unas condiciones y escenarios naturales para trabajos e investigaciones que son imposibles de conseguir artificialmente", como la investigación de la habitabilidad lunar planteada para Santiago. "Los pozos mineros son un elemento diferencial que tenemos en Asturias y debemos aprovechar", indicó el líder del SOMA, que valoró que creemos en las ventajas competitivas que nos ofrecen, desde nuestra organización apoyamos inequívocamente todos los proyectos que generen valor añadido, recursos y empleo en los territorios de alta transición, como la recientemente anunciada intención del Gobierno de Asturias de posicionar al Principado en la investigación espacial con un equipamiento de altas prestaciones capacitado para desarrollar tecnologías en dicho ámbito, o proyectos que ya hemos planteado desde el SOMA-FITAG-UGT como la utilización del agua de mina para fabricar hidrógeno o la instalación de un centro de supercomputación".

En este sentido, agregó que "esa apuesta decidida del SOMA-FITAG-UGT, que nos hace considerar la reindustrialización de las comarcas mineras como una "cuestión de Estado", es la que nos lleva presentar proyectos que van en esa misma línea de generar recursos y empleo como el Acuerdo entre Gobierno de Asturias, Universidad de Oviedo y Hunosa". "Iniciativas como el centro de Rescate de referencia nacional, el desarrollo de un centro de supercomputación que aproveche la ventaja competitiva de tener en las entrañas de las cuencas mineras dos pantanos de Tanes, la utilización del agua de mina para fabricación de hidrógeno, o generación de energía verde mediante minihidráulica; incluso cuestiones tan sencillas y simples como potenciar la marca Turística “Naturaleza Minera”, para la que hay una dotación presupuestaria aprobada de un millón de euros, son propuestas en las que todos debemos centrar nuestros esfuerzos, llevarlas adelante, sin luchas partidistas, sin exclusiones; pensando única y exclusivamente en el futuro de nuestros territorios", finalizó Alperi.

Desde CC OO habló su secretario general en Hunosa, Adrián Miguel Pérez. Aseguró que desde su sindicato no se oponen a "que se pongan en marcha proyectos alternativos impulsados por terceros y que puedan ser susceptibles de ser desarrollados en instalaciones de Hunosa para que tengan una segunda vida". Sin embargo, la central no está convencida de que la Luna sea futuro para la empresa, y pide "tener los pies en la tierra": "No parece que proyectos relacionados con el I+D, la ciberseguridad, la inteligencia artificial o el big data puedan servir para dar futuro y estabilidad a los excedentes mineros", apuntó Miguel.

En esta línea, aseguró que "es momento de realidades y para ello la dirección de Hunosa debe presentar el desarrollo del Plan 2019/2027 en estos casi 5 años y poner encima de la mesa la hoja de ruta para garantizar su futuro y el de los trabajadores, tanto los fijos como los de las contratas, en este contexto de transición energética acelerada e injusta".