Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estupideces, estupideces y más estupideces

Las decisiones tomadas en distintas materias, sobre todo la educativa, con motivo de la pandemia

“Hay dos cosas infinitas: El Universo y la estupidez humana. Pero de la primera no estoy seguro”. Son palabras del gran Albert Einstein hacia 1920.

Siguiendo a uno de los mejores científicos de la humanidad, vamos a argumentar lo que a continuación queremos compartir con ustedes.

Estupidez es pensar que a estas alturas, con la situación epidemiológica que está atravesando el mundo, en particular, nuestro país, estos gobernantes nos van a convencer de que sus decisiones son las correctas, cuando la comunidad científica dice todo lo contrario.

Estupidez es pensar que los centros públicos de ESO son lugares seguros.

Estupidez es tener a más de 15 alumnos en una habitación.

Estupidez es pensar que los protocolos de ventanas abiertas van a funcionar en el invierno, por lo menos, en la zona norte de nuestro país.

Estupidez es invertir unos 3 millones de euros en dispositivos tecnológicos, cuando la mayoría de los dispositivos táctiles que tienen los centros no se usan, y no proponer un servicio, por ejemplo, de renting de filtros HEPA.

Estupidez es plantear un sistema educativo presencial sin ampliación de los horarios lectivos. Habría que mantener los centros educativos abiertos de 9 a 21 horas.

Estupidez es creer que con software privativo uno puede abordar la enseñanza telemática semipresencial.

Estupidez es intentar ahogar el software libre, que es el único que puede dar respuesta a la situación educativa actual.

Estupidez es intentar prohibir el uso de este software como al parecer intentó la Comunidad de Madrid.

Estupidez es creer que un alumno con el visionado de un vídeo tutorial puede ser capaz de hacerse una prueba PCR.

Estupidez es plantear medidas de confinamiento y saltárselas para ir a rendir pleitesía a los “ricos”.

Estupidez es, con la que está cayendo, subirse el sueldo, cuando la economía va en picado.

Estupidez es decirnos que todo va a ir bien, y que nos vamos a recuperar…

Estupidez es querer abrir hospitales sin médicos.

Estupidez es intentar convivir con el virus y no imitar a nuestros vecinos orientales, que fueron a fulminarlo con sus decisiones sanitarias.

Estupidez fue en junio intentar convencer a la población de que había que gastar y consumir porque ya se había derrotado al virus.

Estupidez es cerrar una fecha para la llegada de la ansiada vacuna.

Estupidez es decir que las mascarillas no sirven.

Estupidez es poner en la misma balanza la economía y la salud.

Estupidez es apostar por un modelo de economía sostenible y pasar por alto el modelo ITER.

Estupidez es pagar a Francia por el almacenado de residuos nucleares habiendo recursos subterráneos autóctonos vacíos.

Ojalá nos equivoquemos y todo lo que estamos diciendo sean estupideces porque de lo contrario, la situación va a empeorar mucho más y eso nos preocupa, por que como sentencia Noah Harari “no subestimes el poder de la estupidez humana”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats