Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

tinta fresca

Viaje al mundo medieval

Sánchez Adalid recrea con espíritu aventurero la caída del califato de Córdoba en “Las armas de la luz”

Cultura - Libros

Cultura - Libros

El escritor Jesús Sánchez Adalid tiene claro que las historias más interesantes nacen de acontecimientos muy concretos y generalmente desconocidos. En el caso de su novela “Las armas de la luz”, señala, “es como si el relato de fondo hubiera estado guardado, misteriosamente oculto, esperando al momento presente para ser escrito”.

Durante la investigación de una novela anterior encontró en las crónicas islámicas “un dato muy significativo que era totalmente desconocido para mí: los catalanes saquearon Córdoba en los inicios del siglo XI, cuando todavía el califato estaba en plena vigencia. Aquello ocurrió justo después de la muerte de Almanzor, y como una venganza bien planeada. Porque Almanzor saqueó y destruyó Barcelona el año 985, llevándose a Córdoba toda su riqueza y millares de cautivos”.

Los condes catalanes nunca olvidaron aquello, “como tampoco el hecho de que los francos no hubiesen acudido para socorrerlos. A partir de entonces, decidieron independizarse de la monarquía franca de iniciar su propia andadura, a pesar de la gran amenaza que suponían los musulmanes”.

La ocasión de la venganza, recuerda, “llegó cuando el califato se vio envuelto en una guerra civil. Los catalanes reunieron un gran ejército y descendieron hasta Córdoba, que todavía seguía siendo la ciudad más rica y esplendorosa de Occidente”.

Después de atacar y saquear la capital del califato, “y gracias a las inmensas riquezas que obtuvieron en él, la nobleza y el clero de Cataluña iniciaron la recuperación de sus tierras y ciudades, que serían en adelante prósperas y florecientes. Para el califato, sin embargo, aquello supuso el final; lo que se ha conocido como la fitna, que en árabe significa ‘disolución’. Lo que vendría a partir de entonces serían los reinos de Taifa”.

El autor comprendió que todas estas circunstancias “resultaban tan apasionantes que merecían la escritura de una novela. Con la lectura de ‘Las armas de la luz’ el lector se va a sorprender, igual que yo me iba sorprendiendo cuando leía los antiguos escritos de los cronistas de la época”.

Su relato se desenvuelve en un momento de la historia fundamental, justo cuando Almanzor está a punto de morir, pero aún era imprevisible lo que acarrearía ese hecho. Cuando muere se desatan “una serie de fuerzas y acontecimientos que culminarán con el saqueo de Córdoba, la ciudad más rica y esplendorosa de Occidente”.

La investigación ha sido para Sánchez Adalid un viaje fascinante a través de las crónicas andalusíes, los escritos medievales, la arqueología, la historiografía… Recorrió “los escenarios de la novela y me encontré con maravillosos paisajes, castillos, ciudades, monasterios, tesoros, códices… ¡Es increíble todo lo que se conserva después de 1.000 años!”.

Cubierta del libro

Las armas de la luz

Jesús Sánchez Adalid

Harper & Collins, 816 páginas, 24,90 euros

Compartir el artículo

stats