06 de mayo de 2008
06.05.2008
 

Campeón sin excelencia

Cuatro entrenadores vinculados con Asturias consideran que el Madrid ha sido el equipo más competitivo y regular, sin hacer un fútbol brillante

06.05.2008 | 11:59
Campeón sin excelencia

El Madrid es el campeón de la actitud y del compromiso, más que del buen fútbol. Cuatro entrenadores, dos de ellos ex jugadores del Madrid y uno del Barcelona, coinciden en que el equipo de Schuster no ha alcanzado la excelencia en el juego que le pedía el presidente, Ramón Calderón. Los técnicos encuestados por LA NUEVA ESPAÑA también valoran el trabajo de Schuster en este primer año, por las dificultades para manejar una plantilla con muchos jugadores nuevos y los problemas de lesiones, que le impidieron afianzar una defensa firme.

Oviedo, Mario D. BRAÑA

El asturiano Marcelino García, entrenador del Racing de Santander; Francisco «Lobo» Carrasco, técnico del Oviedo y ex jugador del Barcelona; Antonio Maceda y Mino, ex jugadores del Sporting y del Real Madrid, aceptaron realizar una valoración del desenlace liguero. Todos coinciden en que el Madrid es justo campeón, ayudado por los problemas de sus directos rivales.

Según Marcelino García, por encima de todo «el Madrid ha sido más regular que el resto de los equipos. Ganó la Liga merecidísimamente y de una forma bastante sencilla. El Barça ha sido muy irregular y el Atlético de Madrid también. No digamos nada del Valencia y el Sevilla. Sólo el Villarreal ha estado a buen nivel, pero sin lograr ponerse nunca a menos de seis puntos».

El técnico asturiano ha sufrido en sus carnes al Madrid: «Su forma de jugar es complicada para los rivales porque siempre deja bastante gente delante del balón. Hace la transición defensa-ataque muy rápido. Y con gran gran eficacia. Además, cuando pudo alinear la defensa titular aumentó su nivel y fue muy sólido, como en el partido de Barcelona».

Sobre la labor de Schuster, Marcelino señaló que «le faltó regularidad, quizá porque hubo muchos cambios en la plantilla. Tuvo momentos y partidos muy buenos en el aspecto ofensivo. Jugadas muy bonitas, por la gran calidad técnica y velocidad. Lo lógico es que futbolistas jóvenes como Robben, Sneijder, Higuaín o Gago vayan aumentado su rendimiento. El segundo año puede ser más fácil. Habrá un mayor conocimiento entre el cuerpo técnico y la plantilla. Dependerá de la ilusión y el hambre de títulos».

Para Bernardino Serrano, Mino, «siempre que un equipo es campeón, y con tanta antelación, es porque lo merece. Lo que no es normal es un Barcelona tan poco competitivo, sobre todo fuera de casa». Mino ve al Madrid de Schuster tan competitivo como el de Capello, con matices: «Su concepto es el de jugar mejor al fútbol. Defensivamente da la impresión de ser más vulnerable que el año pasado, pero sí es un equipo con más toque y más calidad en algunos jugadores. Entre lo que hizo el Madrid y lo que dejaron de hacer los demás, lo tuvo fácil».

El ex defensa del Madrid y del Sporting cree que a Schuster le faltó llegar más lejos en la Liga de Campeones, «pero era su primer año. Tiene mérito organizar un equipo nuevo y ganar con la solvencia que ha ganado la Liga. Le doy un notable». «¿La excelencia? Cada vez cuesta más ver un "dream team". Nadie arrasa. El Manchester, que está de moda, lo pasó mal con el Barcelona. Predomina la igualdad».

Mino considera que el Madrid ha puesto las bases para un proyecto con futuro: «Tiene un equipo joven, y jugadores como De la Red han tenido minutos en otros equipos de Primera. Seguro que podrán aprovechar a alguno. La defensa ganó mucho con Pepe, y Heinze le da solidez. El Madrid se ha ido renovando con gente joven y tiene buenos cimientos».

Para el entrenador del Oviedo, Francisco «Lobo» Carrasco, la Liga se entiende tanto por los méritos blancos como por los pecados de su ex equipo, el Barcelona: «Salvando cuestiones tácticas y de otro tipo, como las dos plantillas tienen mucha calidad, ha sido importante la capacidad de sufrimiento. Raúl nunca se tira del barco y Ronaldinho fue el primero en hacerlo. El Barça no ha cuidado los detalles: capacidad de sufrimiento, el carácter y el orgullo ganador. En el Madrid todos han ido en la misma dirección».

Carrasco opina que «el Barcelona es el mejor equipo jugando hasta los tres cuatros de campo, probablemente del mundo, pero en los últimos 25 metros, sin la electricidad de Messi, no tiene contundencia. Por el Madrid hablan los números. Es el máximo goleador y el menos goleado. El año pasado el Barça tenía unos números impecables, pero perdió la Liga por detalles en partidos con el Betis y el Espanyol».

Considera que Schuster intentó alcanzar la excelencia «y se ha acercado en algunos momentos, pero aún no le ha salido. Capello es uno de los mejores estrategas del mundo, pero en el Madrid y el Barcelona no basta con ser el primero. Veo esta Liga para el Madrid como un trampolín que le va a servir para brillar en el futuro. Lo puede conseguir porque tiene jugadores de categoría».

«La nota es alta», responde sobre Schuster, pero con matices: «Cuando entras en un vestuario como éste es necesaria capacidad de reflexión. Un entrenador tiene que llevar el profesionalismo hasta las ruedas de prensa. Y ahí, alguna vez, Bernardo ha perdido el partido. Le ha venido muy bien para ver que el Madrid no es el Xerez, ni el Levante. Necesita vestir de imagen y de elegancia cualquier aparición pública». Carrasco pide que el Barça le haga pasillo, «pero habría que hacerlo con bandeja».

Para Antonio Maceda, el Madrid ha ganado la Liga «a impulsos, un poco como ganó en Pamplona. Es el que mejor se ha acoplado a los partidos, buscando el contraataque, más que el control del balón. Se ha basado en futbolistas, en acciones individuales. Una veces Robinho, otras Van Nistelrooy, Guti, Robben, incluso Higuaín. Y, mientras tanto, se iba formando la defensa ideal, que hubiese dado mucho más serenidad. Con eso y un medio centro por delante, Gago más que Diarra, le sobraba».

Maceda no está de acuerdo con Raúl, que habló del triunfo del equipo: «Es lo que echo en falta. Ha puesto lucha, pero por momentos descoordinado. Y es lo que hubiese necesitado en Europa, lo que le van a pedir ahora a Schuster. Cuando pillas un rival inglés o italiano, se necesita ser más equipo, más contundente. En muchos partidos, Casillas y Raúl o Van Nistelrooy eran los únicos importantes. Parecía que todo lo demás sobraba. Es verdad que en los partidos importantes el equipo ha respondido. La actitud ha sido muy buena. Pero otros han sido un coñazo, salvados por Casillas».

De Schuster dice que «ha tenido problemas para confeccionar el equipo ideal. No ha conseguido hacer el mediocampo. El que daba los frutos era Gago-Diarra-Sneijer, pero sin Guti falta el toque. No lo tiene claro, pero es que no tenía una plantilla para hacer un equipo ideal». Maceda es rotundo al hablar sobre la excelencia: «Futbolísticamente, el equipo ha sido un cero patatero. Entre comillas porque ha sido un campeón merecidísimo. Pero si el juego bonito es tener el balón y buscar combinaciones, el Madrid nada de nada. Lo mejor ha sido la transición defensa-ataque, la velocidad y la calidad arriba».

«Ha sido importante la capacidad de sufrimiento. Raúl nunca se tira del barco y Ronaldinho fue el primero en hacerlo. El Barça no ha cuidado esos detalles y en el Madrid todos han ido en la misma dirección»

«Lobo» Carrasco

«Su forma de jugar es bastante complicada para los rivales porque deja bastante gente por delante del balón y hace la transición defensa-ataque muy rápido y con gran eficacia»

Marcelino García

«El Madrid es un campeón merecidísimo, pero si el juego bonito es tener el balón y buscar combinaciones, nada de nada. Lo mejor ha sido la velocidad y la calidad de la gente de arriba»

Antonio Maceda

«El concepto de Schuster es el de jugar bien al fútbol; defensivamente da la impresión de ser más débil que el año pasado, pero es un equipo con más toque y calidad»

Mino

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine