22 de mayo de 2008
22.05.2008
40 Años
40 Años

El Manchester, rey de Europa El triunfo de un modelo basado en la continuidad

Gana su tercera Liga de Campeones al imponerse por penaltis al Chelsea, en el que su capitán, Terry, falló un lanzamiento decisivo

22.05.2008 | 02:00
Van der Sar alza el trofeo que acredita al Manchester como ganador de la Liga de Campeones.

Oviedo

Moscú, Efe

El Manchester United conquistó su tercera Copa de Europa, tras derrotar a los penaltis al Chelsea. El «gran capitán» del Chelsea, Terry, tuvo la victoria en sus botas en el quinto y último penalti de la primera serie, pero falló al resbalar debido a la incesante lluvia. Seguidamente, el meta holandés Van der Sar se convirtió en el gran héroe de la final, al detener el penalti lanzado por el francés Anelka, ex jugador del Madrid entre otros equipos, consumando la victoria de su equipo.


El Manchester dominó a placer casi toda la primera parte, en la que dispuso de varias ocasiones claras de gol; mientras que el Chelsea fue el dueño y señor durante el resto del partido, aunque no supo materializar su dominio.


Cristiano Ronaldo abrió el marcador para el, a la postre, campeón en una fase de juego en la que los de Alex Ferguson fueron muy superiores. Pero el primer tiempo acabó en empate porque el Chelsea, por medio de Lampard, supo sacar buen fruto de un despiste de la defensa rival. En la segunda parte, el Chelsea salió más enchufado, mientras que el Manchester parecía haber acusado el golpe del gol de Lampard al final de primer tiempo.


El equipo londinense dominó el juego a placer, con Lampard y Ballack como pulmones, mientras que los jugadores del Manchester se limitaban a defenderse como gato panza arriba.


Así se llegó a la prórroga, después de que un remate de Drogba fuese repelido por un poste, en la que Lampard pudo adelantar a los suyos a pase de Ballack, jugada en la que se dio media vuelta y disparó contra el larguero.


En el minuto 100, Giggs, que acababa de superar al mítico Bobby Charlton en partidos oficiales con la camiseta del Manchester, también dispuso de una clarísima ocasión tras una gran jugada de Evra.


El disparo con la izquierda del veterano jugador galés fue salvado bajo palos por Terry.


Tras una segunda parte de la prórroga sin ocasiones y con una pelea, que se saldó con la expulsión con roja directa de Drogba, el ganador de la Liga de Campeones se decidió desde la pena máxima. Y, en esta suerte, la fortuna volvió a favorecer al Manchester, que lo tuvo casi todo perdido después de que fallase Ronaldo y recuperó el título después de que, primero Terry, y después el francés Nicolas Anelka, en la segunda tanda, errasen su disparo.

Manchester United: Van der Sar; Evra, Vidic, Ferdinand, Brown (Anderson, min 120); Park, Carrick, Scholes (Giggs, m in 86), Cristiano Ronaldo; Tévez y Rooney (Nani, min 101).


Chelsea: Cech; Essien, Carvalho, Terry, A. Cole; Lampard, Ballack, Makelele (Belleti, min 120), Malouda (Kalou, min 92); Drogba y J. Cole (Anelka, min 98).


Goles: 1-0, min 26: Cristiano Ronaldo, y 1-1, min 45: Lampard.


Lanzamientos en la tanda de penaltis: Marcaron por el Manchester: Tévez, Carrick, Hargreaves, Nani, Anderson y Giggs. Falló Cristiano Ronaldo, el tercer lanzamiento. Marcaron por el Chelsea: Ballack, Belleti, Lampard, A. Cole y Kalou. Fallaron Terry, el quinto lanzamiento, y Anelka, el séptimo.


Arbitro: Lubos Michel (Eslovaquia). Expulsó con roja directa a Drogba (min 115) y amonestó con tarjeta amarilla a Scholes (min 20), Makelele (min 20), Ferdinand (min 43), Carvalho (min 45), Vidic (min 110), Ballack (min 115), Tévez (min 115) y Essien (min 118).


Incidencias: Final de la Liga de Campeones disputada en el estadio olímpico Luzhnikí de Moscú. Lleno a rebosar (70.000 espectadores). Temperatura ambiente (14 grados y 96% de humedad) e incesante lluvia.

La victoria del Manchester United tiene un profundo calado más allá de la tercera Copa de Europa que suma el conjunto británico. Se trata del triunfo de un modelo basado en la continuidad. El Manchester United ha estado siempre por encima de sus individualidades, incluso de sus figuras de más relumbrón. Es la política del bloque sobre la estrella impuesta por su veterano entrenador, sir Alex Ferguson, con 22 años continuados al frente del banquillo del United.


A lo largo de estos 22 años, período en el que, por tener una referencia, el Real Madrid ha tenido 22 entrenadores diferentes, el Manchester United o Alex Ferguson -tanto monta- han logrado 28 títulos, de los cuales diez son Ligas inglesas; dos, Copa de Europa (contando la de anoche), y una, Copa Intercontinental. Pero nunca ha consentido que una estrella, bien nacional o extranjera, rompiera la filosofía del club.


El primer rebelde sin causa que domó Ferguson fue el francés Eric Cantona, y uno de los últimos fue el ex madridista David Beckham, que abandonó el club británico para fichar por los blancos después de un duro enfrentamiento en el vestuario con Ferguson. Ahora el veterano entrenador escocés está lidiando con la gran figura del equipo, el portugués Cristiano Ronaldo, por cuyos servicios se ha interesado vivamente el Real Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes