03 de junio de 2011
03.06.2011
Real Sporting de Gijón

El Sporting negocia por Canella

El club rojiblanco desestima una oferta del Villarreal por el lavianés cercana a los 4 millones de euros

03.06.2011 | 02:00

El Sporting corre turno para atender el interés por sus dos laterales izquierdos. Si el pasado martes desestimaba la oferta del Barcelona por José Ángel, ahora llega el momento de Roberto Canella. El club rojiblanco ha abierto las negociaciones con el Villarreal para el traspaso del lavianés. El conjunto castellonense ha enviado una primera propuesta cercana a los 4 millones de euros que no satisface las pretensiones de los gijoneses. El Sporting ha fijado el precio de Roberto Canella en 4,5 millones de euros y, por el momento, descarta la venta del jugador por una cifra inferior. Eugenio Botas, agente de Canella, estuvo reunido ayer con Manuel Vega-Arango, presidente del club, y Alfredo García Amado, director general, para intentar agilizar la operación.

La salida de uno de los dos prometedores laterales izquierdos del Sporting este verano parece un hecho al que sólo resta ponerle nombre. Cuando todo apuntaba a que José Ángel sería traspasado al Barcelona, la oferta a la baja del club catalán ha motivado que el club rojiblanco estudie otras opciones. La primera es la propuesta formal que ha llegado desde Villarreal por Roberto Canella. Una oferta que ayer fue el tema de debate en la planta noble de Mareo.

El Sporting conocía el interés del club levantino desde antes de viajar a Barcelona el pasado martes, fecha en la que negoció el traspaso de José Ángel. El devenir de la operación, que ha quedado en el aire una vez que el club catalán ofreció unos 2 millones de euros por el jugador cuando los rojiblancos solicitaban 4,5, abrió la puerta al interés del Villarreal por Canella. El conjunto castellonense echó el resto y envió una oferta en firme que no acaba de satisfacer al club gijonés.

El Sporting está dispuesto a defender su privilegiada situación y opta por no reducir los 4,5 millones de euros en los que ha tasado a sus jóvenes laterales. Es consciente de que varios clubes ya han llamado a su puerta para interesarse por sus futbolistas y pretende defender esta posición. La puja está abierta y el mensaje lanzado al mercado parece evidente: el primero que asegure el pago al contado se hará con uno de los dos futbolistas.

Otra de las posibilidades que se han barajado para abaratar la operación que llevaría a Canella al Villarreal es la de incluir la cesión de algún futbolista. Esta opción no convence a la directiva del Sporting, que prefiere ingresar dinero en sus arcas para ganar liquidez y tener un mayor margen de maniobra de cara a afrontar posibles refuerzos. En Castellón vinculan a Joan Oriol, lateral izquierdo del equipo amarillo, dentro de esta operación, pero el club rojiblanco no lo contempla. Las diferencias podrían acercarse en el caso de que jugadores como Jefferson Montero, pretendido por la secretaría técnica en diciembre, entrara en la oferta.

En una semana plagada de negociaciones, renovaciones y fichajes, el máximo accionista hizo acto de presencia en Mareo para mantenerse informado de la actualidad rojiblanca. José Fernández llegó a las oficinas del club una vez que los directivos del Sporting ya habían iniciado su reunión con Eugenio Botas, agente de Canella. Fernández prolongó su visita tras la finalización de este encuentro y, por espacio de una hora, conversó con Manuel Vega-Arango, presidente del club, y Alfredo García Amado, director general, en el despacho de presidencia.

En escasas ocasiones hace acto de presencia José Fernández en las instalaciones de Mareo. Una de las últimas ocasiones en las que se le pudo ver reunido en Gijón con el presidente del club, Manuel Vega-Arango, y el consejo de administración rojiblanco fue el pasado mes de enero. Fue para analizar los malos resultados deportivos que arrastraba el equipo y valorar algún cambio en el banquillo. La situación es bien distinta en estos momentos, pero José Fernández ha optado por mantenerse informado de primera mano en la que está siendo la semana más movida desde que finalizara la temporada. La venta de José Ángel o Roberto Canella es uno de los puntos más importantes que figuran en este momento sobre la mesa de los rojiblancos. Esta circunstancia parece haber llevado a que el consenso dentro del club sea máximo.

El director deportivo del Sporting se encuentra en pleno estudio del mercado para añadir un amplio abanico de posibilidades a la política de refuerzos del club. Emilio de Dios se reunió ayer con Santiago Gerardo y Eduardo Torrico, agentes de la empresa madrileña Holding Sports, que ofrecieron diferentes jugadores del mercado brasileño. El interés del club rojiblanco se centró en valorar defensas centrales y delanteros, sin descartar algún lateral izquierdo que pueda suplir la posible baja de Canella o José Ángel.

Las reuniones no cesan en Mareo de cara a la salida y entrada de futbolistas en la primera plantilla. Emilio de Dios, que ya ha proporcionado diversos informes al club para añadir alternativas al equipo técnico, también ha comenzado a estudiar el mercado brasileño. Por este motivo mantuvo ayer una reunión con el agente FIFA Santiago Gerardo, ex futbolista de Atlético de Madrid y Betis, entre otros, y el periodista deportivo Eduardo Torrico. Ambos son los representantes de la empresa de intermediación deportiva Holding Sports, en la que también trabaja el periodista Iñaki Cano. Este grupo empresarial lleva los derechos de varios futbolistas internacionales, aunque la reunión mantenida con Emilio de Dios estuvo dedicada a analizar a jugadores de la Liga brasileña. El encuentro, que en principio tuvo un cariz informativo, suma informes a la cartera del director deportivo rojiblanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.