Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los clubes de piragüismo de Cangas de Onís aúnan fuerzas en una histórica fusión

La Llongar y el Sirio se unen tras meses de reuniones

Piragüismo

Piragüismo

  El nuevo año 2021, aunque aún no se han iniciado las competiciones oficiales, ha propiciado una grata sorpresa al deporte de Cangas de Onís y más concretamente al mundo del piragüismo tras el acuerdo de fusión entre ambas entidades, algo que se venía rumoreando desde hace algún tiempo pero que acaba de fraguarse ayer, martes, a falta tan sólo de rubricar el acuerdo sobre el papel. Con ello, después de varias e intensas reuniones, se forja un nuevo club, que en estos próximos meses llevará la denominación Club Piraguas Sirio-La Llongar, que a buen seguro dará muchas alegrías. Y con nuevo logo y nueva imagen.

        En principio se configurará un nuevo organigrama, integrado por mayoría de deportistas representativos de ambos clubes cangueses, para funcionamiento interno. Durante el presente ejercicio 2021 estará al frente de la entidad, en calidad de presidente, Juan Manuel Redondo, más conocido por “Juani”, quien viene llevando las riendas del Club Piragüas Sirio desde hace casi dos temporadas, desde finales de 2018. Contará para la gestión con la ayuda de Alfonso Vivero Fernández, “Oki”, máximo responsable durante estos últimos años del Club Piraguas La Llongar-Cangas Aventura.

        El Sirio de Cangas de Onís inició su andadura como club en competiciones pirgüisticas en el año 1969, en aquellos primeros compases bajo el pabellón de la Organización Juvenil Española (OJE), cuyo coordinador en la vieja capital de España era Manuel Moro, Por cierto, su primera denominación fue Pelayo-OJE, liderado por Ricardo Alonso González, junto a Manolo Coro, Paco Granda, Ramón Hevia y Pedro Antonio Carrio a los que, poco tiempo después, se sumarían Ramonin Vega (“Monchi”), Alejandro Suarez Antón (“Jandri”) y Tino Pérez Mauricio, entre otros-. Eso sí, en 1971, pasó a llevar el nombre de Club Sirio, a raíz de un acuerdo de colaboración con una marca de papeles pintados del gremio de la decoración.

        Por su parte, el Club Piraguas La Llongar, fundado por Ramón Blanco Trespando, junto a un reducido grupo de amigos, en 1990 –en realidad vino a ser una escisión del Sirio- viene sobresaliendo en las últimas campañas con una generación de chavales que pisan fuerte en el mundillo de la kayak, tales como Alberto Plaza Sagredo, Emilio Fernández o Javier Sánchez, entre otros. En sus filas se forjó el internacional Kiko Vega Suárez, quien triunfó por primera vez en el Descenso Internacional del Sella defendiendo los colores de esa escuadra canguesa, en el año 1995, en la modalidad de K-1, aunque después lo ganaría en otras tres ediciones.

Vuelta “a casa” de Luis Amado

     Luis Amado Pérez Blanco fichó el pasado mes de diciembre por el Club Piraguas Sirio, de Cangas de Onís, entidad a la que retorna tras doce temporadas, desde el año 2009, en la Sociedad Cultural y Deportiva de Ribadesella, donde cosechó grandes resultados formando pareja, en la modalidad de K-2, con el riosellano Miguel Llorens López. Ahora, en el Sirio, en principio enfocará el curso hacia el K-1, aparcando en estos instantes el barco de equipo. “Sí la idea, es el K-1, de momento”, apuntó el kayakista internacional.

      Luis Amado Pérez Blanco y Miguel Llorens López tuvieron su mejor año piragüistico, en K-2, en 2018, logrando la medalla de bronce en el Mundial de maratón, en Prado Vila Verde (Portugal). Asimismo, fueron oro en el Campeonato de España de maratón y en la Copa de España de esa misma especialidad; cuartos en el Descenso Internacional del Sella y octavos clasificados en el Europeo de maratón, disputado en Metkovit (Croacia). Además, en SS-1, Luis Amado quedó subcampeón de España de surfki y acabó undécimo en el Europeo de Villajoyosa.

     En 2019, Luis y Miguel coparon la quinta plaza en el Campeonato de Europa de maratón y se quedaron fuera del Mundial al no lograr plaza en el selectivo que se llevó a cabo en aguas gallegas. Y en el año 2020 apenas hubo competiciones a causa de la pandemia del Covid-19. El palista de Labra (Cangas de Onís) será una de las firmes apuestas del flamante Sirio-La Llongar, a falta de otras nuevas incorporaciones en las que se está trabajando, cara al 2021.

Compartir el artículo

stats