Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Radiografía del deporte asturiano en la pandemia: La hípica pide que le aflojen las riendas

La Federación asegura que las normas les impiden trabajar a la base y que se puede hacer con seguridad al tratarse de un deporte al aire libre y sin contacto

Ana Palacios posa con su hija Martina Boland en las instalaciones del Chas.

Ana Palacios posa con su hija Martina Boland en las instalaciones del Chas. LNE

Ana Palacios López (Oviedo, 1986) es, desde el pasado mes de diciembre, la nueva presidenta de la Federación Hípica del Principado de Asturias y la primera mujer al frente del deporte hípico asturiano. Gerente de varias empresas, fue amazona de saltos con varias medallas en campeonatos de España, juez territorial de salto y comisaria nacional en esta disciplina.

Su llegada a la Federación asturiana se produjo en plena pandemia, una crisis sanitaria que, admite, ha tenido gran influencia en su deporte –como ha sucedido en toda la sociedad–. “Es una situación complicada porque hay muy pocas competiciones. Desde el pasado verano, en Asturias no hubo nada, estamos parados completamente y eso tiene una gran repercusión en los campeonatos de España. Nosotros hemos pedido a la Federación Española la suspensión del campeonato de España de menores, que está previsto para finales del mes de marzo, porque no estamos en las mismas condiciones para competir que muchas comunidades”. En este sentido, destaca que “en Asturias las restricciones fueron mayores que en otras comunidades. Se cerró más y eso repercute en el nivel de los jinetes”.

Para Ana Palacios, la actual situación tiene un gran impacto en el deporte base, que en el caso de la hípica está representado en las escuelas. “En Asturias, con quince escuelas y alrededor de 500 jinetes, se cerraron en octubre para los alumnos en edad escolar, y no se puede hacer nada si no se tiene un caballo propio. Son muchos meses cerradas y eso se acusa porque la promoción en la base, con el apoyo a las escuelas, es prioritario para crecer. El parón se nota en todo y cuesta mucho arrancar”. La presidenta asegura que “no entendemos el cierre de las escuelas, porque en ellas se practica el deporte al aire libre, de manera individual y guardando la distancia de seguridad. Es algo que no entiendo. Todos los deportes tienen unas características singulares y no se puede generalizar. La hípica no tiene nada que ver con los deportes de contacto y de equipo. Aquí se hace de manera individual y al aire libre, con un caballo, que ya guarda la distancia de seguridad”.

En cuanto a la repercusión del covid-19 en el número de licencias de la Federación, Ana Palacios reconoce que el impacto tiene dos caras. “Han aumentado las de los jinetes, que están en torno a las 1.200. A pesar de no haber competiciones, los jinetes sí pueden entrenarse, pero necesitan estar federados para cumplir con las restricciones de los cierres perimetrales. Hay que desplazarse hasta los clubes y eso ha permitido que hayan aumentado. Por el contrario se han reducido las de los caballos, en torno a las 700, al no haber competiciones”.

La Federación asturiana cuenta con un presupuesto de 200.000 euros y debido al poco tiempo que lleva en el cargo, poco más de dos meses, Ana Palacios no se atreve a cuantificar la incidencia que podría tener la crisis del covid-19 en su deporte. “La mayoría de los ingresos de la Federación, sin contar la subvención del Principado, provienen de las licencias y los patrocinios, lo demás es todo gastos. Nosotros en dos meses conseguimos 12.000 euros de patrocinadores que están vinculados a nuestro deporte, pero antes no había nada. Sabemos que la situación no es fácil para nadie, pero llegamos con ganas de trabajar y tenemos proyectos importantes para el futuro”.

En este sentido, afirma: “Esperamos que la situación revierta y se puedan celebrar los concursos destinados a las escuelas. El primero está programado para el próximo mes de abril. Luego, en Asturias es muy fuerte el verano para las competiciones internacionales, y para la primera semana de septiembre tenemos el campeonato de Asturias de salto y raid. Ojalá se puedan celebrar porque significaría que poco a poco se va recuperando la normalidad”.

Compartir el artículo

stats