DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano: El Unión Financiera, ante el reto de un doble ascenso

Los equipos masculino y femenino del Base Oviedo buscarán subir a la División de Honor Plata el primer fin de semana de junio

Por la izquierda, Fanny Monrós, Pepe Rionda, Juan Echevarría y Pepe Pérez, en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA.

Por la izquierda, Fanny Monrós, Pepe Rionda, Juan Echevarría y Pepe Pérez, en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA. Bernabé Valle

El primer fin de semana de junio será histórico para el Unión Financiera Balonmano Base Oviedo, un club con 28 años de vida que se jugará en tres días los ascensos de sus dos equipos senior y el Campeonato de España cadete femenino. “Es un orgullo para el club”, señala Pepe Rionda, presidente y testigo de la trayectoria de un club de base que también quiere ir dando pasos hacia la élite. Para ello cuenta con jugadores como el canterano Juan Echevarría o la internacional Fanny Monrós, una de las incorporaciones de lujo del equipo femenino, que participaron ayer en un coloquio en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA.

La División de Honor Plata, antesala de la máxima categoría del balonmano español, es el objetivo de los dos equipos senior. El masculino tendrá como rivales en Ciudad Real al equipo anfitrión, Balonmano Caserío; al Handbol Esplugues catalán y al filial del Anaitasuna navarro. El femenino viajará a La Cañiza (Pontevedra), donde se jugará el ascenso con el Deporcyl Fuentes Carrionas de Guardo (Palencia), el Saeplast La Cañiza y el Puerto del Carmen de Lanzarote. Y el cadete femenino, que dio la sorpresa ante rivales como el Gijón Balonmano, Oviedo BF y Liberbank, tendrá la recompensa de codearse con la élite española en Fuerteventura.

Tras una introducción por parte del jefe de prensa del club, Pepe Pérez, que calificó de “auténtico lujo” el doble reto de la fase de ascenso, Rionda habló de “orgullo” para calificar la temporada de sus equipos. Y lo extendió a su patrocinador, Unión Financiera Asturiana, “que apostó por nosotros sin exigirnos nada. Para nosotros es lo máximo y también tengo que agradecer otros apoyos, como el del Ayuntamiento y el Principado”. Un apoyo clave para afrontar los gastos de la temporada, que se disparan por los viajes de los tres equipos del 4 al 6 de junio.

Pepe Rionda recuerda un ascenso del Naranco a la máxima categoría en Ciudad Real. “Creo que ahora vamos a repetir la hazaña en el mismo sitio. Veo al equipo muy bien preparado. Y al femenino también. Ya estamos pensando en una celebración conjunta porque esto va a ser un hito del balonmano en Oviedo”. Pese a este momento especial para el club, el presidente recalcó que “nuestra prioridad va a seguir siendo trabajar con la cantera”.

Juan Echevarría empezó en el Base con 8 años y ahora cumple su novena temporada en el primer equipo. “Será mi segunda fase de ascenso. Para un chaval de Oviedo como yo es lo máximo, no puedo pedir más”, señala, aunque no oculta que quiere poner la guinda del ascenso: “Llegamos bien, después de trece victorias consecutivas vamos a Ciudad Real con el ascenso entre ceja y ceja. Los rivales son muy fuertes, pero cualquier grupo sería difícil. No podemos estar más motivados”.

Lo mismo ocurre con el femenino, aunque en principio el ascenso no estaba entre los objetivos. Fichajes como el de Fanny Monrós, habitual en la máxima categoría, han ayudado a optar a la División de Honor Plata: “Diego Lafuente me habló de un proyecto muy bonito y no lo dudé. No me importaba tanto la categoría como el ambiente y no me arrepiento. Tengo unas compañeras muy jóvenes que me acogieron bien desde el primer momento y estoy muy contenta. Yo creo que se me nota en la pista que estoy feliz”.

Compartir el artículo

stats