Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así vio la victoria de Pablo Carreño su padre Alfonso: “Le dije que ir a unos Juegos es para contarlo a los nietos”

El padre del jugador vibró con el “superpartido” , pero advierte: “Hay que tener los pies en el suelo”

Pablo y Alfonso Carreño, recientemente, en Mallorca. | A. C.

Pablo y Alfonso Carreño, recientemente, en Mallorca. | A. C.

El acceso a las semifinales olímpicas de Pablo Carreño se vivió de una forma especial en una casa gijonesa, la de los padres del tenista, aunque con una intensidad muy diferente. Mientras que el padre, Alfonso Carreño, no apartó su mirada de la pantalla de la televisión, la madre, María Antonia Busta, iba y venía, atenazada por los nervios y la emoción.

“Ella es incapaz de ver los partidos de Pablo”, señala Alfonso, que suele acompañar a su hijo en muchos de los torneos del circuito. A Tokio ya había descartado ir incluso antes de las restricciones impuestas por la pandemia: “En los torneos tengo acreditación y puedo estar siempre con Pablo, pero en los Juegos solo podría ir a ver los partidos”. Así que tiene que conformarse con la televisión y a horas intempestivas, pero cree que la ocasión merece la pena: “Le dije a Pablo que ir a los Juegos es algo para contar a los nietos y recordar toda la vida. Así que no te digo nada ganar una medalla”.

De momento, Alfonso Carreño disfruta con el juego de su hijo en Tokio: “Hizo un superpartido. Para ganar a Medvedev tienes que jugar siempre por encima de tus posibilidades. El primer set fue para enmarcar, táctica y técnicamente. En el segundo, el ruso se echó para adelante y sus golpes le hicieron más daño. Aparte de jugar bien demostró una gran fuerza mental para remontar el break”.

“Parece que el reglamento tiene alguna laguna”, recalcó Alfonso Carreño sobre el parón provocado por Medvedev al marcharse al vestuario tras perder el primer set: “Acabó de hablar con Pablo y en plan de risa me comentó que la próxima vez también él se marchará al vestuario. Esto de pedir el fisio cuando vas perdiendo es muy habitual en los jugadores del Este”.

Medvedev volvió fresco del vestuario y Carreño cometió algunos errores, pero su padre destaca la reacción posterior a la rotura del servicio: “No sé cómo lo hizo, pero Pablo supo sobreponerse”

Considera que esa frialdad resultó clave en el desenlace: “Mentalmente estuvo muy fuerte. Al rival no puedes darle pistas y, además, Pablo nunca fue de hacer gestos ni muchos ademanes”. Alfonso Carreño cree que Pablo necesitará mantener hoy ese nivel.

“Si Khachanov ha llegado hasta aquí, por algo será. O es muy bueno, o está en un momento dulce”, dice sobre el ruso, alejando de su hijo el cartel de favorito: “Hay que tener los pies en el suelo. O eres un Djokovic o un Nadal, que ganan cuatro de cada cinco partidos, o puedes perder contra cualquiera si no tienes un buen día”.

Compartir el artículo

stats