Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier García Cuesta: “La clave es tener un buen programa de base y ser pacientes”

“Tengo un gran recuerdo del pase a los Juegos de Seúl y de ir a Barcelona-92”, afirma el primer asturiano internacional

Javier García Cuesta. | Juan Plaza

Javier García Cuesta, historia del balonmano en Asturias –fue el primer jugador de la región internacional– cuenta con la experiencia también de haber sido entrenador y haber estado en unos Juegos Olímpicos. Mierense, de vuelta a casa tras muchos años fuera, ya que desarrolló toda su carrera lejos de Asturias, vuelve para presentar su libro “50 años de balonmano”.

“La clave es tener un buen programa de base y después ser pacientes, porque esos jóvenes van a generar resultados”, explicó García Cuesta. “Tiene que ser un plan que permita mejorar y crecer a los jugadores, y cuando se tenga una excelente generación se dará un salto cualitativo”, añadió.

Javier García Cuesta recordó a otras figuras del balonmano en Asturias, como “Villamarín, Juanón o Chechu Villaldea, que vinieron después de mí e impulsaron este deporte aquí”, apuntó antes de mostrar su esperanza de que el balonmano mantenga su arraigo. “Siempre hemos hecho una buena labor con la base en Asturias, lo digo desde mi experiencia de haber estado fuera, pero lo que nos falta es un programa de perfeccionamiento en juveniles y juniors, como sucede en Francia”, subrayó.

También tuvo un recordatorio para sus etapas con los combinados de Estados Unidos, España, Egipto, Brasil o Portugal. “Mis mejores recuerdos la clasificación para los Juegos de Seúl y haber estado en Barcelona 92”, relató.

Por otra parte, mañana lunes, habrá acceso libre a todas las actividades del Clinic Handball Coach.

Compartir el artículo

stats