Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Sporting: Djuka es el nuevo milagro

El milagro que periódicamente ilumina al sportinguismo y a sus gestores ya tiene nombre: Djuka. Puede decirse que lo del delantero, ahora vecino de Montenegro, es un milagro triple

Djuka celebra el gol del empate a uno ante el Espanyol

Djuka celebra el gol del empate a uno ante el Espanyol

Pase lo que pase de aquí al final de la temporada –que puede ser mucho y bueno–, el milagro que periódicamente ilumina al sportinguismo y a sus gestores ya tiene nombre: Djuka. Puede decirse que lo del delantero, ahora vecino de Montenegro, es un milagro triple. Para empezar, y tras mucha espera, el balcánico rompió a marcar. Lo ha hecho de tal manera que ha batido, y de largo, sus mejores registros.

Esto ha ayudado a que el Sporting de Gallego se mantenga desde el primer minuto dentro de los mejores, en un año con equipos que se cree que están de paso en Segunda como el Leganés, el Mallorca o el Espanyol, cuando todo apuntaba a que iba a ser otro curso gris tirando a negro. Segundo milagro. Y hay que decir que Djuka ha ayudado y no está siendo casi todo para el Sporting porque a Gallego, hacedor de milagros, no le gusta que se le atribuya todo el mérito de la buena campaña al yerno preferido de La Guía a la Urgisa.

El tercer milagro por la gracia de Djuka es que parece que será el salvador, en caso de que no haya ascenso, de las cuentas de la lechera de la zona abuhardillada de Mareo

decoration

El tercer milagro por la gracia de Djuka es que parece que será el salvador, en caso de que no haya ascenso, de las cuentas de la lechera de la zona abuhardillada de Mareo. La caída de ingresos por culpa del covid hace más necesario que nunca darle salida al género para tapar agujeros presentes y futuros. Al menos así lo creen los expertos de la economía del balón, que ya saben los millones que el Sporting necesitaría: seis o siete. Las muestras con el género ya han sido enviadas a Valencia y a otras latitudes. Señoras y señores, se abre la subasta.

Compartir el artículo

stats