Opinión | En territorio comanche

La opinión sobre el Sporting y el Oviedo: En una lejana galaxia

Mientras el Oviedo de Carrión esté tratando de seguir sumando a costa del Mirandés, en Gijón el homenaje a Esteban y Villa estará en pleno apogeo

Desde la izquierda, de pie, Redondo, Rivero, Maceda, Joaquín, Mesa y Jiménez; agachados, por la izquierda, Abel, Cundi, Ferrero, Garci, Eloy Olaya y Esteban. | A. Pascual / Archivo CFT

Desde la izquierda, de pie, Redondo, Rivero, Maceda, Joaquín, Mesa y Jiménez; agachados, por la izquierda, Abel, Cundi, Ferrero, Garci, Eloy Olaya y Esteban. | A. Pascual / Archivo CFT / LNE

La fiesta del "fúrgol", salvo que la FIFA y la UEFA metan tijera ahora que hemos descubierto con el "caso Gavi" que los jugadores se lesionan, es un no parar. Ya saben, amiguinos y amiguinas, cuando llueve en las Ramblas o en la Castellana, llueve en toda España aunque luzca un sol de espatarrar y el termómetro marque 40 grados. Primero le toca al Oviedo, que en Anduva quiere ganar de nuevo fuera de casa, después de sumar tres empates a nada consecutivos, y, de paso, remontar puestos en la tabla. Si hay triunfo, habrá fiesta. Y si no, ya veremos lo que ocurre, dada la obsesión de los azules por acelerar en su remontada tras el lastre de puntos heredados de la anterior gestión.

A la hora a la que los de Carrión estarán sudando para tratar de ganar al Mirandés, en Gijón la jarana de los veteranos del Sporting estará en pleno apogeo. Les toca homenaje a Esteban y a Villa, el primer Villa, de nombre Joaquín y de apodo "la Bala de La Camocha". Pertenecen a esas generaciones de cuando en los grandes equipos –Esteban ganó varios títulos en el Madrid– había jugadores asturianos salidos de las canteras patrias. Tiempos tan lejanos que da la sensación de que ocurrieron en otra galaxia. Por lo demás, la familia orlegiana quiere más y más ahora que parece que el proceso está lanzado hacia algún lugar. De mano, los de MAR cerrarán la jornada jugando el lunes frente a otro recién ascendido y con la misión de recuperar el segundo puesto perdido a manos del Valladolid. Agobio y taquicardias habemus, ¿oyisti, güey?

Los dos Villas del Sporting: Joaquín y David

Los dos Villas del Sporting: Joaquín y David / LNE