Opinión

Disfrutar a través de la defensa

Por fin un partido más o menos tranquilo desde el principio para el Oviedo Baloncesto, aunque al final los azules se dejaron ir y los riojanos maquillaron algo el marcador; así y todo cayeron por un contundente 80-59. Segundo triunfo consecutivo del Alimerka en Pumarín, y de nuevo, como había sucedido en el anterior choque ante el Fuenlabrada, por 21 puntos de diferencia. Pero en esta ocasión a los de casa se les vio en todo momento muy superiores a los visitantes, que no tuvieron su día.

Fue otra vez más una victoria coral del Oviedo Baloncesto. Todo los jugadores azules, excepto el canterano Suárez, que disputó los últimos tres minutos, consiguieron algún punto. La defensa, como había sucedido en el encuentro anterior, fue la base del triunfo de los oviedistas. En esta ocasión los máximos anotadores fueron dos de los hombres altos del conjunto de Javi Rodríguez, Elisias y Marc Martí. Ambos, junto a Cosialls y ya, por fin, Rozitis, se impusieron muy claramente a los hombres altos del Clavijo, que se mostraron muy permisivos y prácticamente no inquietaron a los carbayones en las zonas, ni en la propia, ni mucho menos en la contraria. Además, los asturianos, sobre todo en la primera parte, estuvieron efectivos en el tiro, lo que les permitió irse al descanso con trece puntos de ventaja, que fueron ampliando a medida que fue avanzando el tercer cuarto, ante la desesperación de los riojanos, que echaron toda la carne en el asador; para su desgracia, sin resultados apreciables.

Los azules pudieron con sus contrincantes en la zona, pero también por fuera. Taparon casi todos los intentos de entrada a canasta del Clavijo, y además también les impidieron a sus tiradores hacerlo con comodidad. Así que es lógico que los forasteros tuvieran una anotación muy baja y no pasasen de los 59 puntos.

Con el viento a favor el Alimerka disfrutó el partido. Fue el equipo alegre de los dos primeros a encuentros (pero con menos aciertos en los intentos de tres puntos en la segunda parte), aunque ciertamente su victoria de anoche no tiene nada que ver con las logradas ante San Pablo y Estudiantes. El Clavijo está en otra liga diferente a la de burgaleses y madrileños, más parecida a la de los asturianos; por eso tiene tanta importancia.