13 de mayo de 2017
13.05.2017

Las acerías asturianas baten récords de producción y elevan el beneficio de Arcelor

La compañía ganó en el primer trimestre 922 millones, pero advierte de que se verá obligada a parar altos hornos como los de Gijón si la UE aprueba el recorte de CO2

13.05.2017 | 00:16
Lakshmi N. Mittal.

Las plantas asturianas de Arcelor-Mittal contribuyeron con beneficios y récords de producción mensuales a los buenos resultados globales de la compañía siderúrgica en el primer trimestre de año. La multinacional ganó 922 millones de euros, frente a las pérdidas de 382 millones del mismo periodo del pasado año, y en Europa los resultados de explotación se dispararon hasta los 585 millones frente a los 79 de hace un año.

"Estoy satisfecho con los resultados, que reflejan el positivo dinamismo previsto en el mercado, así como las mejoras que estamos logrando internamente, encaminadas a reforzar la posición de la empresa", señaló Lakshmi N. Mittal, presidente y consejero delegado de Arcelor-Mittal, en referencia a la aplicación del plan de productividad Action 2020, que ya está dando frutos en fábricas como las de Asturias. "Se registró un incremento del EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) en todas las áreas de la empresa, en un contexto en el que los precios de los productos siderúrgicos evolucionaron en consonancia con el aumento de los costes de materias primas y los volúmenes de expediciones experimentaron un notable crecimiento, registrando un aumento del 5,1% con respecto a los niveles alcanzados en el cuarto trimestre", destacó Mittal, que añadió que "aunque esto es alentador, la industria siderúrgica sigue viéndose afectada por importaciones desleales en muchos de nuestros mercados claves y esperamos que se produzcan nuevos avances en lo que se refiere a la adopción de las soluciones necesarias en el ámbito comercial".

Las medias antidumping de la UE para poner freno a las importaciones de acero chino barato -ayer aprobó derechos añadidos de entre el 29,2 y el 54,9% para varios productos- se dejan notar en los resultados de Arcelor-Mittal en el continente, con un incremento de la producción de acero del 10,2% (hasta 11,2 millones de toneladas) y de los envíos del 7,1% (hasta 10,2 millones). En ese contexto, varios talleres de las plantas asturianas de Arcelor-Mittal han batido récords de producción mensual durante el primer trimestre del año. En enero batieron sus marcas tanto la acería de Gijón como el tándem 1 de Avilés, donde se laminan en frío las bandas de acero. Y en marzo el tándem 1 volvió a batir récord junto a la acería de Avilés, que no lo hacía desde mayo de 2008. Fuentes de Arcelor señalaron que ese último pico de producción ha sido posible gracias a las inversiones millonarias acometidas a finales del pasado año en la acería de Avilés y que consistieron en la instalación de una nueva máquina de colada continua y en la reforma del convertidor.

Pese a los buenos resultados, desde la compañía siderúrgica destacaron ayer que "preocupa mucho" la reforma del sistema de comercio de emisiones de CO2 que están tramitando las instituciones comunitarias. Arcelor-Mittal teme que la resolución final de la Comisión Europea sea desfavorable para la empresa y dispare el precio de la tonelada de CO2 a partir de 2020. "Calculamos que el precio de la tonelada puede llegar a subir 30 euros y a esos niveles habría que plantearse la parada de altos hornos como los de Asturias", señaló un portavoz de Arcelor-Mittal, que apuntó que la próxima semana la dirección convocará a los sindicatos para tratar el tema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35