15 de diciembre de 2018
15.12.2018

Cuatro fallos leves de los que no te das cuenta y pueden hacer que no pases la ITV

Se trata de errores que pasan inadvertidos para el usuario, pero son importantes durante la revisión

15.12.2018 | 12:33

La Inspección Técnica de Vehículos (o ITV), ese gran examen al que se somete nuestro vehículo cada año o cada dos (depende del tiempo que tenga) y que puede conseguir que sigamos circulando sin problema, o tener que pasar por el taller para solucionar los fallos que los especialistas hayan detectado en nuestro coche.

El pasado mes de septiembre entró en vigor una nueva norma en la ITV que de no cumplirse puede suponer una falta grave y, por consiguiente, no conseguir la ansiada pegatina (te lo contábamos en esta información). Ahora, las estaciones están empezando a controla los sistemas de control de emisión de nuestros vehículos, la cual, tiene como función comprobar los sistemas de control de emisiones (E-OBD), un protocolo que se aplica para los vehículos fabricados a partir del 2006 (vehículos ligeros Euro 5 y Euro 6 y vehículos pesados Euro VI).

Durante la inspección, una sola falta grave es motivo suficiente para que nuestro vehículo no pueda circular hasta que se subsane el error detectado en el taller. Sin embargo, si que se pueden ir acumulando una serie de faltas leves, que, aunque nos recomienden posteriormente solucionar, no son motivo para impedir que se supere la revisión. Pero no por ello hay que acudir a la revisión sin revisar antes nuestros vehículos, porqué una acumulación de diferentes faltas leves si que pueden llevar a no lograr pasar con éxito la inspección. Por ello, aquí te dejamos cuatro detalles que tienes que tener en cuenta antes de pasar la ITV.

Revisa la carrocería

Es muy importante que la carrocería de tu vehículo no tenga ni corrosión ni óxido. El capítulo 2 del Manual de Procedimiento de Inspección de las ITV refleja que, a través de una inspección visual, el mecánico especialista se comprobará "el estado estructural del chasis y de la carrocería prestando especial atención a los efectos de oxidación o corrosión y a eventuales problemas de sujeción".

Neumáticos

El mal estado de los neumáticos puede ser motivo de suspender la ITV. Unas ruedas gastadas y lisas suponen un fallo significativo en la revisión. Te recordamos que la normativa vigente en España aclara que la profundidad mínima que debe tener el dibujo del neumático es de 1,6 mm.

Los sistemas antihielo y antivaho

Ahora que ha llegado el invierno, está es una parte del vehículo fundamental a la hora de conducir en situaciones meteorológicas complicadas. Este sistema se recoge en el punto 3.4 del Manual de Procedimiento de las Estaciones ITV. En la inspección se comprueba que el aire sale por las toberas del coche de la parte interior del parabrisas. Si no funciona o si el vehículo no dispone de dicho sistema, se considerará falta leve.

El limpiaparabrisas

E considera un defecto grave el que no funcione o que no suba lo suficiente. Sin embargo, el punto 2.5 "Limpia y Lavaparabrisas" del Manual de Procedimiento de las Estaciones ITV, establece que también se considerará falta que las escobillas estén defectuosas, o que no haya líquido de lavado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35