Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El inversor ruso plantea un cambio estratégico en Dia, sacrificios a la banca y nuevos gestores

La empresa eleva a 30 días la indemnización por los despidos, que se recortan el 35%, hasta situarlos en 1.337 personas en España

El inversor ruso plantea un cambio estratégico en Dia, sacrificios a la banca y nuevos gestores

El inversor ruso plantea un cambio estratégico en Dia, sacrificios a la banca y nuevos gestores

El grupo inversor ruso Letter One Retail, mayor accionista de la cadena de distribución Dia (posee el 29%) y que está a la espera de que se le autorice su oferta pública de adquisición de acciones (opa) sobre el 71% restante del capital a 0,67 euros, asegura que está en condiciones de relanzar la empresa española en el plazo de cinco años. El grupo se impuso el miércoles en la junta general de accionistas de Dia con una propuesta para el salvamento de la empresa alternativa a la que proponían el consejo de administración y la banca acreedora.

El inversor ruso, Mikhail Fridman, cuya oferta de adquisición suscita el rechazo de los accionistas minoritarios por el precio de la opa, pretende dirigir el grueso de la inyección de recursos que se compromete a realizar (500 millones) a relanzar el negocio, lo que exigirá un esfuerzo adicional a la banca acreedora. Y además supedita su plan de rescate a un cambio amplio en el consejo de administración y en la dirección y gestión del negocio.

Su estrategia en solitario exige por ello sacrificios a todos los demás actores involucrados en el día a día de la empresa, aunque no se ha pronunciado de forma explícita sobre los trabajadores y el despido colectivo que la actual dirección sigue negociando con los sindicatos. La compañía rebajó las salidas de personal (todas ellas, en España) de los 2.064 trabajadores anunciados inicialmente (sobre un total de 26.693 en España) a 1.337 (el 35% menos), según Fetico y UGT, y 1.586 (el 21% menos), según CC OO. Los sindicatos reclaman menos despidos y una indemnización superior a la que ofrece Dia. La empresa la mejoró ayer de 28 a 30 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. También ofreció voluntariedad. Los sindicatos piden de 33 a 45 días y 24 mensualidades.

Letter One, representado por su consejero director Stepahn Ducharme (un ejecutivo con gran experiencia en el sector de la distribución alimentaria), defiende que Dia tiene un gran futuro en la expansión de su red de tiendas, aunque no descarta el cierre de otras que no sean rentables, y plantea inversiones en modernización y readaptación. El actual consejero delegado, Borja de la Cierva, fundamenta el plan de despidos en el cierre necesario de 258 de los 3.497 establecimientos que el grupo tiene en España y tres centros logísticos (entre ellos, el de Oviedo). Enrique Weickert, director financiero corporativo de Dia, explicó a los sindicatos que la derrota del consejo por Letter One no cambia la estrategia de ajuste de red porque este objetivo formaba parte del informe de gestión que sí fue aprobado el miércoles por los accionistas.

Letter One propugna una apuesta por los productos frescos, la marca blanca y la relación calidad-precio, la mejora "drástica" de la percepción de los precios por el público y reorientar las promociones con un programa más amplio de fidelización del cliente, un formato de tienda y criterios de ubicación urbana que "maximicen el tráfico" de consumidores y renovar la marca para superar el deterioro sufrido. El inversor ruso sí apoya la venta de las perfumerías Clarel (8 en Asturias) y los centros mayoristas ("cash&carry") Max Descuento, con 5 en la región, para generar recursos (se espera ingresar 100 millones) y por no considerarlos negocios estratégicos.

Sin embargo, de salir airosa su opa, Letter One se opone a que esos recursos más los 500 millones que Fridman inyectaría en capital en tal supuesto para solventar la situación legal de disolución en la que se haya Dia por su patrimonio neto negativo, se destinen a amortizar deuda de los bancos y plantea que se dirijan íntegramente a relanzar la cadena. A los bancos no les pide una quita de la deuda financiera (1.452 millones) pero sí que aplacen cinco años los vencimientos (hasta 2023) para dar tiempo a Dia para fortalecer su actividad comercial.

Ducharme anunció a su vez cambios "de liderazgo y de gobierno" corporativo, lo que hace prever sustituciones en el consejo y en la cúpula ejecutiva. Desde agosto ha habido tres consejeros delegados en Dia.

Compartir el artículo

stats