Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El metal quiere atraer a las mujeres

La patronal Femetal y el Ayuntamiento de Gijón buscan futuras metalúrgicas entre las alumnas de los institutos

Una mujer, en un curso de soldadura en una imagen de archivo.

Una mujer, en un curso de soldadura en una imagen de archivo. MIKI LÓPEZ

El potente sector asturiano del metal busca aumentar la nómina de mujeres, especialmente en tareas técnicas-en las fábricas y no tanto en las oficinas-, para paliar la falta de personal que comienza a ver cómo se aproxima a la vista del envejecimiento de las plantillas y la falta de

Y lo harán poniéndoles referentes. "Queremos que vean a otras mujeres que ya están trabajando en este sector y que les expliquen en qué consiste su trabajo", apunta Paco Prieto, del centro de investigación Tecnalia, que está colaborando en el proyecto. Por ejemplo, quieren mostrarles a las adolescentes que el trabajo en el sector no es tan duro como se pueda proyectar, con ejemplos concretos, como una tornadora, relata Prieto, que acumula ya bastante experiencia y que será una de las que cuenten durante las conferencias en qué consiste su empleo. María Pérez, secretaria general de Femetal, asegura que es la primera vez que se va a realizar una acción específica para conseguir acercar a las jóvenes al sector. Aunque la preocupación ya viene de atrás. "Queremos que vean los estudios de Formación Profesional ligados con el metal como una opción para su futuro", agrega. Intentan decantar la balanza para que redirijan su futuro profesional hacia un sector con altas expectativas, en lugar de hacia otros mucho más feminizadas y que tienen unas tasas de paro mucho mayores. Las charlas tendrán lugar en octubre, cuando se retomen las clases, en varios institutos de Gijón.

Aumentar la tasa de feminización del sector es uno de los objetivos del metal, pero no el único. Tras varios estudios, los responsables de Femetal se percataron hace un tiempo de que había otro problema. Los jóvenes que se formaban en la FP ligada con el metal tenían grandes habilidades técnicas, que habían ido adquiriendo en el aula, pero adolecían de las llamadas "blandas" o "soft skills" en inglés, como pueden ser la comunicación o la inteligencia emocional. De esta forma, sesenta estudiantes de último curso de FP llevan unas semanas recibiendo formación para mejorar sus habilidades blandas. Y se están encontrando con una gran variedad: no todos son jóvenes. "Tenemos un perfil heterogéneo, de chavales de 20 años a gente de más de 40 que ve en este sector una forma de reorientar su vida laboral", apunta Prieto.

Esta parte del programa tiene, además, un segundo bloque, que consiste en que estos alumnos mejoren su presencia en Linkedin, la red social ligada al mundo de los negocios. "Se trata de que dejen de verla como un lugar en el que colgar el currículum y comiencen a utilizarla como una red donde acercarse a los reclutadores de personal e interactuar con ellos", apunta Prieto.

El programa "Gambatte" tiene una última rama, destinada a atraer savia nueva al sector. En unas semanas los empresarios tratarán de acercarse a los estudiantes de instituto para decantar la balanza, si es que los alumnos tienen dudas, a favor de la FP del metal. Lo harán con un evento a través de internet en el que esperan que participen un centenar de estudiantes de ESO y bachillerato, asegura el responsable de formación de Femetal, Rafa Bernardo. Todo para buscar el relevo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 985 279 722.

Compartir el artículo

stats