Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, incluida entre los polos de la futura red europea del hidrógeno

El sector del gas quiere usar la regasificadora de El Musel para el nuevo combustible

Asturias, incluida entre los polos de la futura red europea del hidrógeno

Asturias, incluida entre los polos de la futura red europea del hidrógeno

Los principales operadores europeos de transporte de gas natural trabajan en común para idear la futura red continental del hidrógeno "verde", combustible llamado a tener un papel de gran relieve en el modelo energético descarbonizado del futuro. Y en esos primeros trabajos Asturias aparece en el mapa entre los

La española Enagás y otras diez compañías europeas dedicadas a la explotación de infraestructuras de gas natural están detrás del proyecto titulado "European hydrogen backbone", un diagnóstico técnico que supone una de las primeras tentativas de diseñar una red europea de centros de producción, instalaciones de almacenamiento y conducciones para atender las necesidades futuras de hidrógeno, que darán un gran salto en las próximas décadas gracias a la descarbonización y a la expansión de las energías renovables. La expansión de estas tecnologías franquea el paso a la producción limpia de ese combustible a partir de agua y mediante procedimientos de electrolisis alimentados energéticamente por plantas eólicas y fotovoltaicas a costes competitivos. El hidrógeno se perfila así como combustible alternativo a los hidrocarburos en la generación de electricidad, a través de tecnologías de almacenamiento, y también en el transporte, con el impulso de los motores movidos por pilas.

La convicción de que la industria del hidrógeno registrará un gran desarrollo ha llevado a las compañías que ahora operan con gas natural a orientar sus estrategias a largo plazo en esa dirección. El documento "European hydrogen backbone", divulgado este julio, prevé que la creación de la red europea del hidrógeno cobre impulso sobre todo a partir de 2030, aunque los trabajos comenzarán durante la década presente. Los autores, expertos de la consultora Guidehouse, estiman que las necesidades de inversión en la red europea del hidrógeno puede llegar a los 64.000 millones de euros. Los principales rasgos de esa red y el papel que puede tener Asturias en ella se explican en los siguientes puntos.

El diseño considera la reconversión de infraestructuras dedicadas al gas natural para usarlas con el hidrógeno. Entre ellas, los tanques de almacenamiento de las actuales plantas de regasificación. De ahí que, en el caso de España, el estudio incluya entre los lugares con condiciones para convertirse en lo que denomina "clústers" de la nueva industria a los emplazamientos de todas las regasificadoras que existen en la España peninsular: Huelva, Barcelona, Cartagena, Bilbao, La Coruña y Gijón. La existencia de esas instalaciones favorece la implantación de centros de producción de hidrógeno asociados a plantas de generación eléctrica renovable. En Asturias, Enagás maneja un proyecto para invertir a largo plazo 400 millones en un complejo así y EDP estudia una iniciativa análoga asociada a la creación de un parque eólico marino flotante frente a la costa asturiana.

Los operadores gasistas apuestan por reutilizar los gasoductos actuales para el transporte de hidrógeno y por la construcción de algunas conducciones nuevas, entre ellas una conexión de alta capacidad entre España y Francia en Cataluña. En el ámbito de influencia de Asturias se prevé que el hidrógeno circule desde El Musel por el actual gasoducto Ruta de la Plata, en dirección a la Meseta, y entre la región y Galicia, por otra tubería que ya existe. Se apuesta asimismo por abrir una conducción nueva entre la región y el País Vasco que conectaría las plantas regasificadoras de El Musel y Bilbao.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats