Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Frenazo a los ERTE en Asturias por el levantamiento de las restricciones

Casi 150 compañías piden cambios en sus expedientes para ir reincorporando al personal tras la mejora sanitaria

Ambiente de terrazas en Oviedo.

Ambiente de terrazas en Oviedo.

La ligera mejoría de la situación epidemiológica de la crisis sanitaria del coronavirus en Asturias ha logrado poner algo de freno al crecimiento de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), según el último balance realizado por el Principado. Solo en la última semana, 141 compañías regionales han cambiado las condiciones de su regulación –en su inmensa mayoría bares y restaurantes– tras el levantamiento de las restricciones en algunos grandes municipios de la región, para poder ir reincorporando al personal a sus puestos, tras semanas con muchas limitaciones. 

Han pasado de tener en marcha lo que se conoce como un ERTE por impedimento –aquel que atañe a las compañías que se ven obligadas a cerrar por culpa de las restricciones– por uno de limitación, diseñado para aquellos negocios que pueden abrir sus puertas, pero con ciertas restricciones. Eso supone, también, que muchas de este centenar de compañías han tenido que repescar a parte del medio millar de trabajadores que tenían regulados.

No obstante, pese a la mejoría y a que muchas compañías están cambiando las condiciones de sus ERTE para hacerlos menos estrictos, hay 14 empresas nuevas de la región que esta semana han solicitado a la dirección general de empleo permiso para regular a sus trabajadores para poder ir capeando el temporal económico, que no acaba de despejarse. Desde el uno de octubre, se autorizaron en Asturias 7.953 expedientes de regulación de empleo, que afectan a 31.976 trabajadores. Aunque esta cifra no quiere decir necesariamente que los empleados estén regulados continuamente, ya que las empresas pueden “rescatarlos” en función de las necesidades de su producción y de la demanda. Por negocios, los que más están tirando de los ERTE para intentar hacer frente al bajón de su actividad económica son los que se engloban dentro de lo que se conoce como “servicios de comidas, bebidas y alojamiento”. O lo que es lo mismo, bares, restaurantes y hoteles, que tienen en marcha 19.826 expedientes, el 56,07% del total de la región. Le sigue el pequeño comercio con 6.851 ERTE, que porcentualmente suponen el 19,38% de los autorizados.

Compartir el artículo

stats