Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La proliferación de eólicos en Asturias obliga a multiplicar los tendidos para llevar la energía

Naturgy y Capital Energy ya tramitan casi 40 kilómetros de nuevas líneas eléctricas para sus aerogeneradores

Atardecer en Belmonte, con una línea eléctrica y al fondo eólicos. | Miki López

La proliferación de parques eólicos en Asturias traerá aparejada la propagación de líneas eléctricas en zonas rurales. El Gobierno del Principado asegura que la red de transporte actual será suficiente para digerir la energía generada por los nuevos molinos, pero para conectar los aerogeneradores con esa red troncal de transporte serán necesarios cientos de kilómetros de líneas, infraestructuras que en Asturias suelen generar alta tensión por su impacto.

El proyecto del gran parque eólico que Naturgy ha planteado para Tineo –que incluye la instalación de 15 aerogeneradores de 200 metros de altura con una potencia conjunta de 90 megavatios (MW)– lleva asociada la construcción de un tendido eléctrico de 18 kilómetros de longitud para conectar la subestación que se va a instalar al pie del parque eólico, en la sierra de Ablaniego, con la subestación eléctrica de la central térmica de Soto de la Barca.

Otro ejemplo. Capital Energy es la compañía que más proyectos de parques eólicos tiene en tramitación en Asturias. Maneja cerca de 30 y uno de ellos, el de Buseco, está en construcción. Para evacuar la energía generada en los parques eólicos que prevé desarrollar en la zona más occidental de la región, Capital Energy están tramitando la construcción de una línea de alta tensión, denominada “Eje Pesoz”, que atravesará los concejos de Castropol, Boal, Illano, Pesoz y Grandas de Salime. La línea de alta tensión, un tendido aéreo en doble circuito, tendrá una longitud de 20,3 kilómetros y estará apoyada en 77 torres. El presupuesto previsto asciende a 28,6 millones de euros y la Coordinadora Ecologista de Asturias ya ha presentado alegaciones por el impacto del proyecto.

En 2005, los promotores de parques eólicos, Red Eléctrica de España y las dos principales distribuidoras de energía eléctrica en la región (EDP y Viesgo, cuyos negocios de distribución están ahora fusionados) llegaron a un acuerdo para desplegar una red de evacuación en el Occidente de Asturias que costó 70 millones y a la que cualquier nuevo parque puede engancharse previo pago de una cuota de resarcimiento a los promotores que la financiaron. Pero para engancharse a esa red son necesarias nuevas líneas de conexión y cada vez surgen más proyectos de parques eólicos al calor de la transición energética.

Las autopistas eléctricas

La actual red troncal de transporte de alta tensión sí es suficiente. Al menos eso consideran tanto el consejero de Industria, Enrique Fernández, como la directora general de Energía, Belarmina Díaz. Álvaro Queipo, diputado del PP, alertó en la Junta General del impacto que pueden tener la construcción de nuevas autopistas eléctricas vinculadas a los molinos. “Estoy de acuerdo en que la construcción de líneas tiene un impacto en el territorio, pero pensamos que con lo que hay ahora mismo en redes de transporte sería suficiente para Asturias”, señaló Belarmina García, que añadió que “entre 1.200 y 1.600 MW es la capacidad de evacuación de las redes asturianas, límite del que estaríamos cerca con los proyectos de parques eólicos que se están tramitando”.

“Asturias parte con ventaja porque tiene nudos de acceso y conexión, y líneas de transporte y distribución, derivadas de ser un región generadora neta de electricidad”, apuntó Enrique Fernández. “Se van a liberar 1.700 MW en nudos vinculados a las centrales térmicas”, precisó Belarmina Díaz.

El Principado presenta alegaciones a la planificación de la alta tensión

El Gobierno del Principado ha anunciado la presentación de alegaciones a la Planificación de la Red de Transporte de Electricidad 2021-2026 elaborada por el Ministerio para la Transición Ecológica y que desarrollará Red Eléctrica de España. La directora general de Energía, Belarmina Díaz, señaló que las alegaciones se centran “en los accesos que tiene que haber para el despliegue ordenado de la eólica offshore (EDP y la alianza Naturgy-Enagás manejan proyectos de eólica marina flotante frente a la costa asturiana) y en algunas cuestiones como el hidrógeno, la hibridación de tecnologías o el almacenamiento energético”. Asturias es, junto con Cantabria y La Rioja, la región con menor inversión en mejora de la red en la planificación hasta 2026. El plan incluye finalizar la compactación de líneas en la subestación de Soto de Ribera, actuaciones de apoyo a la red de distribución –ampliación de la subestación de Pesoz y nueva de Ortiguero con una inversión de 8 millones– y el refuerzo de la red de 400 kV en el centro de Asturias –nueva subestación Gozón y nueva línea Gozón-Soto de Ribera con una inversión de 31 millones–. Esta última actuación es clave para evitar sobrecargas en la red en Avilés y Gijón –donde se concentra la industria electrointensiva–, que hasta ahora se salvaban con la entrada en operación de la térmica de Aboño.

Fondo de protección

Por otro lado, seis organizaciones conservacionistas han puesto en marcha una campaña de “crowdfunding” para crear un fondo para la defensa jurídica de la Cordillera Cantábrica ante la proliferación de “megainstalaciones” eólicas.

Compartir el artículo

stats