Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos acusan al Gobierno de querer "enterrar" a la industria en un Primero de Mayo de "mínimos"

"Los jóvenes no pueden ser la generación perdida de esta crisis", resaltaron UGT y CCOO esta mañana en Gijón

Así fue el acto para celebrar el Primero de mayo en Asturias JUAN PLAZA

Los sindicatos UGT y CCOO celebraron esta mañana en Gijón un Primero de Mayo de "mínimos", limitado sólo a 200 personas y en el que exigieron al Gobierno nacional la derogación de la reforma laboral y al asturiano que alce la voz ante Madrid para defender a la industria regional. Este año, debido a las restricciones sanitarias, no hubo manifestación por las calles.

Los líderes sindicales asturianos se mostraron muy críticos con la actuación del Gobierno, tanto nacional, al que acusaron de querer "enterrar" a la industria, y con el regional, y más en concreto contra su presidente, Adrián Barbón, al que reprocharon su falta de influencia ante Pedro Sánchez. 

21

Manifestación del 1 de mayo en Gijón Juan Plaza

Javier Fernández Lanero, secretario general de la UGT en Asturias, inició su intervención destacando la importancia de los trabajadores "esenciales" durante el confinamiento. También resaltó que "los jóvenes no pueden ser la generación perdida de esta crisis". Y pidió al Gobierno la derogación de la reforma laboral porque "nos jodió la vida a los trabajadores". 

Por su parte, el secretario general de CC OO, José Manuel Zapico, puso el acento en que es el momento de que aquellos aplausos en los balcones se conviertan ahora en mejoras salariales. Dijo que "de esta crisis podemos aprender que el libre mercado ha fracasado". Pidió un esfuerzo mayor para "acabar con la brecha salarial de la que Asturias es medalla de oro", crítico que Pedro Sánchez "está en deuda con Asturias" y cargó con dureza contra la transición justa de la que aseguró "es una trampa". A su entender las cifras de desempleo de la región, con un altísimo paro juvenil, un alto porcentaje de parados de larga duración y un número importante de desocupados sin prestación, parecen un parte de guerra.

Como no hubo marcha, los sindicatos decidieron sustituir la manifestación por un concierto, donde sonaron canciones como Bella Ciao, Santa Barbara bendita o el himno de Asturias.

Compartir el artículo

stats