Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entidades bancarias

El Sabadell acepta rebajar a 1.440 los afectados del ERE, si hay voluntarios suficientes

Los sindicatos desconvocan la huelga prevista para este viernes ante el avance de las negociaciones

La sede de Banco Sabadell en Alicante..

La sede de Banco Sabadell en Alicante..

Aún no hay acuerdo, pero las posturas empiezan a acercarse. Los sindicatos de Banco Sabadell han anunciado que desconvocan la huelga prevista para este viernes tras los avances que se han producido en la negociación y que ya se aproximan algo más sus reivindicaciones.

Así, aunque la entidad insiste en su objetivo de recortar la plantilla en 1.605 personas para garantizar su viabilidad, la dirección ha planteado que si se consigue la adhesión de unas 1.440 personas voluntariamente se conformarían con esa cifra. Es decir, que no cubrirían con despidos forzosos el resto del tramo.

No es exactamente lo que reclaman los representantes de la plantilla, que exigen que no haya bajas obligadas en ningún caso, pero al menos lo consideran un gesto de buena voluntad y ven más posibilidades de cerrar un acuerdo.

En este sentido, desde CC OO insisten que la cifra sigue siendo algo elevada porque en la red no hay tantas personas en edad de prejubilarse, por lo que se necesitaría que se inscribieran voluntariamente un porcentaje significativo de trabajadores menores de 50 años, para los que se prevé una indemnización menor. Para este sindicato, los problemas para cubrir todo el ERE con voluntarios se reducirían notablemente si la entidad rebajara la cifra de afectados aun máximo de 1.300.

En cualquier caso, lo cierto es que los 1.440 que plantea ahora la dirección ya suponen una bajada notable sobre los 1.935 que puso sobre la mesa la entidad en la primera reunión.

En paralelo, la entidad también ha mejorado las condiciones de las prejubilaciones para los trabajadores de 56 años en adelante, a los que ahora ofrece el 62% de su sueldo. La cifra está alejada del 75% que pagó en el plan de ajuste que ejecutó en el primer trimestre del año y que supuso la salida de 1.800 empleados, aunque con una diferencia notable. El anterior ajuste no se articuló a través de un ERE, por lo que los pagos a Hacienda son mayores, mientras con esta figura están exentos los primeros 180.000 euros.

Por su parte, para los menores de 50 años se ha aceptado pagar unas primas por antigüedad de entre 5.000 y 20.000 euros adicionales a las indemnizaciones previstas.

Tanto desde CC OO, como desde la plataforma que agrupa al resto de sindicatos -UGT, Alta, la Federación Sicam-Aprobas, Intersindical y Cuadros GBS- no dan todavía por hecho el acuerdo, pero han decidido suspender la tercera jornada de huelga que había convocado para este viernes para dar una oportunidad a la negociación.

Compartir el artículo

stats