Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

Benidorm autoriza construir un rascacielos en el último solar libre de la primera línea de Levante

El proyecto prevé levantar una torre de 30 plantas en el terreno del antiguo edificio Las Terrazas, demolido en 2011 u Los promotores quieren tener acabado el inmueble antes del verano de 2023

El terreno de Las Terrazas usado como aparcamiento.

El último solar que queda libre de cemento en primera línea de la playa de Levante de Benidorm tiene los días contados. El Ayuntamiento de la ciudad ha autorizado la construcción de un rascacielos sobre un terreno ubicado en la manzana que forman la avenida del Mediterráneo, la avenida Europa y la avenida de Madrid, donde antiguamente se encontraba el complejo Las Terrazas y que ahora se utiliza como aparcamiento público. La junta de gobierno local ha admitido este martes un proyecto presentado por una mercantil denominada Proyectos de Automoción SL, para levantar en este solar una torre de 30 plantas de altura y que, según ha avanzado la concejal de Urbanismo, Lourdes Caselles, tendrá una estructura "muy reconocible y singular".

La aprobación del proyecto para la construcción de este inmueble se llevará a cabo bajo la fórmula de Programa de Actuación Aislada (PAA), un instrumento previsto en la legislación urbanística valenciana para articular los deberes de los propietarios del suelo urbano. "En este caso, para edificar la parcela, al contar con el apoyo de más del 50% de la superficie del ámbito, por procedimiento indirecto, en régimen de gestión por los propietarios y en plazo inferior a tres años", según explicaron fuentes municipales. O, dicho de otra manera, tras alcanzar un acuerdo con más de la mitad de los antiguos propietarios de pisos y locales en Las Terrazas, que ahora tendrían derecho a percibir un apartamento o un bajo comercial en la nueva torre, según ha explicado la edil de Urbanismo.

Caselles ha matizado que este tipo de actuación "cobra sentido cuando no se alcanza acuerdo entre los propietarios", ya que "viabiliza la edificación un ese solar, que es emblemático para Benidorm y que ocupa un lugar privilegiado", al tratarse del único terreno que queda por edificar frente al mar. Ahora, una vez admitido este PAA por parte del consistorio, será sometido a información pública, se abrirá un período para la presentación de posibles alegaciones y por último, una vez resueltas las reclamaciones que se pudieran presentar, se procederá a la reparcelación horizontal del solar como paso previo a su construcción. Fuentes municipales agregaron que los planes de la mercantil promotora pasan por iniciar las obras en el menor plazo posible, con el objetivo de que la construcción esté finalizada antes del verano de 2023.

Piso o locales a cambio de obra

El nuevo inmueble recuperará el nombre de la anterior construcción que había en este solar: Las Terrazas. Aquel edificio, construido en 1954, fue demolido en el año 2011, aunque una pequeña parte de su estructura permaneció en pie hasta 2014, más de diez años después de que el Ayuntamiento ordenara su desalojo tras declararlo en estado de ruina. El inmueble padecía aluminosis, una patología de la edificación que hizo inviable la reforma del complejo, que contenía un total de 48 viviendas y catorce locales comerciales.

La edil de Urbanismo explicó que todavía quedan alrededor de una treintena de propietarios, con los que la promotora ha alcanzado mayoritariamente un acuerdo para edificar a cambio de obra. En concreto, según ha podido saber este diario, los antiguos titulares de locales percibirían bajos comerciales en la nueva edificación, mientras que quienes tenían viviendas también percibirán apartamentos en las primeras plantas, todo en función de las condiciones acordadas entre las partes. Mientras, los pisos superiores quedarán reservados para la venta y, aunque todavía no ha trascendido información sobre los precios de las mismas, todo apunta a que los mismos podrían alcanzar cantidades elevadas, al tratarse de los últimos inmuebles de obra nueva que se podrán construir en primera línea.

El solar donde se levantará este nuevo rascacielos se utiliza en la actualidad como aparcamiento público, después de que en 2019 el Ayuntamiento y la comunidad de propietarios firmasen un convenio para ceder gratuitamente la parcela hasta que hubiese un proyecto para edificar en firme. Lourdes Caselles indicó que, en este tiempo, este terreno "ha hecho una función muy importante", pero también reconoció que para el Ayuntamiento era «un reto» lograr un proyecto atractivo para este solar, algo que consideró que representará la nueva edificación.

Compartir el artículo

stats