Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La montaña rusa de las criptomonedas que tiene en vilo a miles de asturianos

El mercado de las divisas digitales empieza a remontar tras un nuevo descalabro histórico

El Bitcoin es la criptomoneda más conocida. REUTERS

Según los datos del Ministerio de Hacienda, unos siete millones de españoles tienen criptomonendas y, en el mercado de las “criptos”, el bitcoin sigue siendo el rey. La moneda más cotizada del ciberespacio está pasando ahora por horas bajas. Su valor ha caído de casi 68.000 dólares (unos 65.000 euros) a poco más de 30.000 (cerca de 29.000 euros) en cosa de medio año. Ayer, el bitcoin vivió una jornada de despegue tras unas semanas en caída libre, pero sus números siguen muy lejos de sus mejores tiempos. Un vaivén de cotizaciones que tiene en vilo a miles de asturianos. Hay estimaciones que calculan que puede haber 50.000 inversores en este mercado en el Principado, aunque los expertos advierten de que es imposible certificar con exactitud el número de usuarios.

Más del 14% de los españoles han invertido durante los últimos años en este tipo de valores, muy rentables durante años, pero también muy volátiles. Los brókeres calculan que en Asturias el porcentaje de usuarios se mueve por debajo de la media nacional debido a la pirámide poblacional. “Un 12% de los adultos en España poseen criptoactivos actualmente, un 13% en el caso de los hombres y un 10% en el de las mujeres, mientras que la tenencia sería superior para los más jóvenes, siendo la banda de edad entre los 18 y los 24 años la que tiene el mayor porcentaje de adopción”, relata el informe de primavera del Banco de España, que ayuda a explicar por qué Asturias está por detrás de otras comunidades menos envejecidas. El mismo estudio del regulador estima que los criptoactivos mueven en España en torno a 60.000 millones de euros. La cifra implica un 4,8% del PIB y un 2,7% de todos los activos financieros que se movieron durante 2021 en España.

El bitcoin, la moneda más conocida y la que –con matices– marca el signo de este mercado, se ha ido dejando más de la mitad de su valor desde hace medio año, pero sus defensores miran más allá y señalan que, durante los últimos cinco años, su escalada ha sido del 1.485% y destacan que, en el mismo periodo, el IBEX cayó cerca de un 23%.

Ahora, se habla del “cryptocrash”, pero desde Bitcoin Oviedo, única comercializadora oficial de la moneda en Asturias, llaman a no caer en la negatividad. Se trata de la décima vez que el bitcoin se desploma en los últimos diez años y este, siempre, se ha terminado levantando. Durante junio de 2011, la moneda más famosa de internet pasó de valer 17 dólares a unos céntimos. Hoy cotiza por encima de los 30.000 euros.

Esta vez, la caída ha tenido que ver con una pérdida de confianza. Siempre que se anuncian subidas de tipos, los inversores huyen del riesgo y de los activos volátiles, como las criptomonedas, lo que lleva a un descenso de su cotización. Ahora, la escapada se llevó por delante un complejo mecanismo financiero construido sobre dos divisas digitales vinculadas, Terra y Luna, dos de los activos más populares.

Esto llevó a un círculo vicioso que ha hecho caer casi todas las divisas. Ayer, con la bajada de precios, muchos inversores vieron la oportunidad de comprar barato, volviendo a levantar las cotizaciones.

Ayer, el conjunto de las criptomonedas pasó de desplomarse un 17% a remontar un 15%. Todo en 24 horas, repartiendo pérdidas y ganancias entre los inversores.

Compartir el artículo

stats