Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las hipotecas a tipo variable recuperan terreno frente a las fijas en Asturias

El endurecimiento de las condiciones empuja a los consumidores hacia préstamos con intereses cambiantes pese a la escalada del Euribor

Las hipotecas a tipo variable empiezan a recuperar terreno frente a las fijas en Asturias justo cuando el Euribor, el índice de referencia para los préstamos, está en los niveles más altos desde 2008. El endurecimiento de las condiciones que imponen los bancos para las hipotecas a tipo fijo está empujando a los clientes hacia los tipos variables, hacia posiciones con mayor riesgo.

A principios de año era posible cerrar la compra de una vivienda con un préstamo blindado al 1,6% a 30 años vista. Hoy, las hipotecas más baratas cuestan el doble. Con la subida histórica del Euribor –el consenso de los analistas apunta a que se situará por encima del 3% en 2023– la contratación de préstamos a tipo fijo sigue siendo la opción mayoritaria para los consumidores, pero en la serie mensual "ya se perciben ciertos signos de ralentización", según destaca en su último informe de coyuntura la Asociación Hipotecaria Española, con datos nacionales hasta el pasado mes de agosto.

Las operaciones con un plazo de revisión del tipo de interés inferior o igual al año (variable) crecieron en agosto hasta representar el 26% de las hipotecas, en contraste con el 22% del promedio anual. Por el contrario, los nuevos contratos cuyo tipo de interés permanece fijo por un periodo superior a los 10 años representaron en agosto el 61%, frente a al promedio anual del 64%. Fuentes del sector inmobiliario y financiero apuntaron que esta tendencia nacional también se aprecia en Asturias.

"Paradójicamente, el actual proceso de normalización de la política monetaria que comporta un incremento en los tipos de interés debería, por un lado, potenciar las operaciones a tipo fijo como medida de protección de los consumidores ante las subidas, pero, sin embargo, por otro lado, el propio endurecimiento de estos préstamos puede llevar asociado a corto o medio plazo una ralentización en la contratación de esa modalidad de tipos fijos, de manera que veamos un composición más equilibrada en el mercado en cuanto a la modalidad del tipo suscrito", señala la Asociación Hipotecaria Española.

Hay un cambio de tendencia en la contratación de hipotecas, pero por el momento el número de préstamos constituidos sobre viviendas se mantiene estable pese al alza de tipos y a la desaceleración de la economía. Según el Instituto Nacional de Estadística, en agosto se contrataron en Asturias 675 hipotecas y la media del año es idéntica.

Compartir el artículo

stats